martes, 25 de agosto de 2009

…Y LOS PAPELES DE AZSA (ENTRE OTROS)

Castrillón pretende que Azsa ceda al concejo su archivo industrial, que data de 1833

Vallina prevé incorporar los expedientes en el complejo minero de Arnao l Corvera pretende salvaguardar la documentación de La Lechera




Archivo histórico de Asturiana de Zinc (Azsa). ricardo solís
Saúl FERNÁNDEZ
El Ayuntamiento de Castrillón está dispuesto a retomar las negociaciones para que la empresa Asturiana de Zinc (Azsa) ceda al concejo definitivamente su archivo industrial. La alcaldesa Ángela Vallina ya mantuvo contactos con los responsables de la compañía en su primera etapa al frente del Ayuntamiento (2003-2004). Recordó que el acuerdo de cesión, entonces, estuvo cerca de ser firmado. No sucedió porque la última moción de censura en el Ayuntamiento castrillonense dejó a IU en la oposición.
Vallina considera primordial que el archivo de la primera empresa del concejo pertenezca al concejo -frente a la decisión de Avilés de enviar los documentos de Ensidesa al Archivo Histórico, en Oviedo-, dada la política de recuperación de la historia que se está llevando a cabo en los últimos años. «El archivo de Azsa se sumaría así al complejo minero de Arnao», aseguró a LA NUEVA ESPAÑA.
El archivo histórico de Asturiana de Zinc abrió por primera vez sus puertas al público en marzo de 2008. El documento más antiguo que se posee son las escrituras de la fundación de la Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM), antecedente de Azsa. Este documento está firmado el 27 de noviembre de 1833. El archivo cuenta con casi un millón de documentos recogidos en unos 4.000 libros y 2.000 cajas archivadoras de las que más de 200 son de cinc.
Pero no sólo es el concejo de Castrillón el que pretende salvaguardar su pasado industrial. Corvera posee, mal que bien, los archivos de la empresa La Lechera de Cancienes, que se fundó en 1907, aprovechando el paso del ferrocarril: la empresa vendía la producción láctea a Madrid por tren. La compañía suscribió en 2003 un convenio con el Ayuntamiento para la creación del Museo de la Leche y las Actividades Agroalimentarias. Parte de su documentación se encuentra en los locales de los antiguos calabozos de la Policía Local, en el edificio consistorial. El resto se ubica en uno de los depósitos del actual archivo municipal, pero, según fuentes del Gobierno regional, no se ha intervenido.
Por otro lado, parte del archivo de la Cofradía de Pescadores «Virgen de las Mareas» de Avilés se custodia en el Archivo Histórico de Asturias. Se trata de siete cajas que guardan documentación desde 1938 a 1985. Estas cajas fueron halladas en 1995 en un contenedor de basura, en Avilés. Parte de la documentación anterior a 1980 desapareció cuando se construyó la arteria del Puerto.
Publicar un comentario