viernes, 27 de marzo de 2009

SE ACABARON LAS LÁGRIMAS



Sin comentarios...


Tan solo pinchad abajo y escuchad...





domingo, 22 de marzo de 2009

OSTARA: CAZUELA DE ESPÁRRAGOS

Ingredientes:
2 cucharadas de margarina

1/2 barra de mantequilla
2 1/2 cucharadas de harina
2 tazas de leche
2 gotas de salsa de tabasco
1/2 cucharadita de sal
Una pizca de pimienta
110 g. de queso Velveeta o Cheddar
2 latas de espárragos cortados escurridos
3 huevos duros cortados en finas rodajas.
20 galletas de arroz
Preparación:
Tritura 20 galletas de arroz y mézclalas con media barra de mantequilla fundida. Derrite la margarina en una cacerola a fuengo medio. Añade la harina y remueve hasta mezclar bien y que adquiera un ligero tono tostado. Continúa removiendo, añade progresivamente la leche y hierve de 2 a 3 minutos hasta que la mezcla espese ligeramente. Añade el tabasco, la sal, la pimienta y el queso. Remueve bien hasta obtener una mezcla lisa y cremosa. Retirala del fuego. Engrasa generosamente otra cazuela de aproximadamente 22 cm de diámetro y pon trocitos de mantequilla. Coloca una capa de espárragos, otra de finas rodajas de huevo, nuevamente espárragos y termina con rodajas de huevo. Vierte la salsa por encima y corona con trocitos de mantequilla. Hornea a 175ºC durante 30 a 35 minutos.


Ellen Dugan

EL VIERNES 20 SE CELEBRÓ OSTARA...


Como es costumbre en mí, suelo poner las cosas cuando ya han pasado... pereza, falta de tiempo... llamádlo x...
OSTARA
Nuevas esperanzas, nuevos comienzos, nuevas relaciones. La tierra vuelve a despertar. Es la fiesta de la siembra. La fiesta de la fertilidad, de Eostre, una oscura pero alegre diosa anglosajona, una fuente de evidencias contrapuestas y de confusión. Ella cabalga en el punto de equilibrio entre los luminosos días y las oscuras noches.

Desde hace siglos se pintan huevos y se colocan en los santuarios de la diosa en todo el mundo. Según una leyenda druida, un huevo encontrado ese día era un huevo sanador escupido por serpientes (muy poderosas y útiles en las artes adivinatorias). El huevo ha sido durante mucho tiempo el símbolo universal de la fertilidad. El pariente de Eostre es la liebre, un símbolo natural de la fertilidad e inspirador de cantos y leyendas.

Levántate al alba este día y prepárate con esmero. Los planetas requieren tu atención para describir y explicar tus límites. Limpia tu aura, toma un baño y viste ropa limpia. Visita un río claro, un lago o el océano y sé testigo de la luz que baila en el agua. Medita. Si lanzas un pequeño cristal al agua, en el momento en que se zambulle deberías ver un atisbo de tu viaje y quizá, si tienes mucha suerte, a la ondina que baila en la bruma matutina.
K.D. Spitzer


jueves, 12 de marzo de 2009

LA LUNA DE TORMENTA (Fue el miércoles 11...)


La Luna llena de marzo llueve fértil y fuerte. La tierra y el alma frías se calientan y despiertan, dulcificándose de inocencia con las primeras turbulencias de la primavera. Nos proyectamos en el futuro y nos preparamos para los tiempos fértiles limpiando y bendiciendo la tierra en crecimiento, santificando el suelo. La tierra está lista para las plantaciones y el ser para cambiar y crecer. Los días anteriores al nacimiento, la madre limpia el nido y se prepara para la próxima llegada del inocente. Desde el instinto y limpios de ilusión, elegimos guiados por la verdad. El ser primordial sabe qué entretejer y qué eliminar. La anticipación, la inspiración y la imaginación crecen y su mágica fuerza hace señas a las semillas de futuras cosechas.

Luna semilla, Luna de los arados, Luna de los vientos,
la ilusión se desvanece en cuanto asoman los auténticos brotes.
Hécate, Atena, Astarte, Morrigan.
Cuajado de inspiración, el ciclo vuelve a empezar.

Dallas Jennifer Cobb



jueves, 5 de marzo de 2009

MEGALITOS Y TRADICIÓN POPULAR



Cualquiera que se presente delante de un dolmen presiente que tal conjunto no es obra de la naturaleza. Se comprende que los monumentos megalíticos hayan sido atribuidos a seres misteriosos, invisibles o dotados de poderes sobrenaturales: hadas, enanos, magos o gigantes. Lógicamente, el pueblo relaciona los megalitos prehistóricos con estos titanes. Es así como en el País Vasco, donde se conoce a estos personajes descomunales como gentiles, se denomine jentilari a los dólmenes y jentibaratza a los cromlechs. También en Francia numerosos megalitos llevan el nombre de Gargantúa, mítico gigante.
Los monumentos megalíticos han sido objeto de determinadas costumbres: en su entorno se repartía justicia, incluso los pueblos escandinavos proclamaban a sus reyes sobre los dólmenes. Una de las tradiciones atribuidas a los menhires se relacionan con ritos de fertilidad. El menhir simboliza el doble aspecto de la sexualidad: es el macho por su erección hacia el cielo y hembra por su hundimiento en la tierra.
Hasta 1.917, los recién casados se acercaban al menhir de Saint-Renan, en Plouarzel, el más grande de los menhires franceses aún en pie, y despojados en parte de sus vestidos, la mujer a un lado y el hombre a otro, frotaban el vientre contra una de las protuberancias de la piedra. El hombre esperaba así engendrar más hijos que hijas, y la mujer gobernar a su antojo a su marido. Tal costumbre se practicaba también en el menhir de Kerloaz, en el Finisterre bretón y, en la actualidad, puede mantenerse en las tribus de Etiopía meridional y en Tondidaro, Malí, donde aún se elaboran y erigen las últimas piedras fálicas del mundo. Las creencias populares atribuyen asimismo a los megalitos propiedades curativas y fecundadoras. En Francia se asocian a los menhires y en Galicia a los dólmenes. En Gran Bretaña a las rocas agujereadas.