lunes, 29 de agosto de 2016

UN MOMENTO PARA COSECHAR


El otoño es cuando la cosecha está en pleno apogeo. Para muchas culturas, ésta era la época del año en que la comida significaba la supervivencia durante los meses fríos y estériles del invierno. Si la cosecha no era buena, algunas personas no llegarían a la primavera. Afortunadamente, para la mayoría de nosotros esto ya no es un problema. Pero sigue siendo un buen momento para echar un vistazo a nuestras vidas y averiguar qué cosas nos sirven todavía, y cuáles sería mejor abandonar y dejar espacio para las cosas que más nos ayudarán a sobrevivir a nuestros propios tiempos fríos y estériles. ¿Qué te funciona todavía? ¿Qué no lo hace? Para ayudarte a averiguarlo, prueba a decir este conjuro a medida que los días se hacen más cortos.

Dios y Diosa, ayudadme a elegir las cosas que me sirvan mejor,
a aferrarme a todo lo que funciona y a dejar ir el resto.
A medida que llega la temporada de cosecha y los días de invierno se acercan
mostradme a qué agarrarme y qué debo limpiar y eliminar.


-Deborah Blake

jueves, 18 de agosto de 2016

LUNA DE MAÍZ o LUNA DEL OSO


En agosto llega la Luna del Oso. Éste es el momento en que los osos y otros animales comienzan a aumentar de peso para el invierno. Las bayas están cada vez más maduras y los osos se abren paso a través de los matorrales para comer tanto como les sea posible. A los osos también les gustan muchas otras plantas silvestres. Tienen reputación de sanadores por saber qué raíces buscar para mantenerse sanos o recuperarse de enfermedades.
Para este hechizo, necesitas una representación de un oso, como un abalorio o una huella de piedra. Sujétalo en la mano y di:

Flor apacible, raíz curativa, escucha mi canción mágica.
Baya madura, brote creciente, dame salud y fuerza.

Visualiza cómo el oso encuentra y mantiene la energía curativa de las plantas. Imagina este poder fluyendo en el amuleto que tienes. Piensa en qué puedes hacer para mantenerte saludable. Envuélvete en él como si fuera una gruesa piel de oso. Cuando termines, da las gracias a las plantas y a los osos por su apoyo.
Lleva el amuleto contigo durante todo el invierno para ayudar a prevenir las enfermedades. Como la capa de grasa protectora del oso, funciona mejor mediante la prevención.

-Elizabeth Barrette


lunes, 1 de agosto de 2016

LUGHNASADH



Lughnasadh o Lammas, el primero de los tres festivales de la cosecha, honra al dios del sol celta Lugh. Celebra el inicio de la temporada de la cosecha yendo a una feria, un mercado de agricultores o deteniéndote en un puesto de carretera. El maíz, las manzanas y las bayas de temporada son algunos de los productos disponibles en este momento.

Los panes y los cereales eran el foco tradicional de este festival hace siglos. Se llevaban gavillas de grano y panes a la iglesia para bendecirlos. Hoy sería un buen día para hacer pan de maíz; desde cero o con una mezcla preparada. Sírvelo con mermelada o miel como un regalo especial. Para invitar a la buena fortuna y la fertilidad a tu casa, prueba este pedacito de magia popular. Espolvorea unos granos de cebada cerca de la puerta. O intenta tejer unos pocos tallos de grano haciendo un diseño decorativo que también pueda ser utilizado en la magia protectora. Tradicionalmente, en este momento se hacían muñecas de hoja de maíz. Se utilizaban como símbolo de agradecimiento por una buena cosecha. Puedes usar una muñeca de maíz para decorar tu altar o tu mesa del comedor.

Dado que éste es un aquelarre de cosecha, piensa en cualquier cosa por la que deberías estar agradecido y medita sobre ello. O si hay algo que desees eliminar de tu vida, Lughnasadh es un buen momento para hacerlo.

-James Kambos


http://2.bp.blogspot.com/-DwCWiWYYRUc/Ti28WMsu6yI/AAAAAAAAByw/32PZYamNPYQ/s1600/mu%25C3%25B1eca%2Bmaiz24.jpg

TIERRA GENEROSA (Dar gracias)


Agosto es una época de abundancia en muchas partes del mundo. Nosotros celebramos el primer festival de la cosecha, Lammas, y nos regocijamos con los regalos de la tierra. Siendo brujas modernas, puede ser fácil desconectarse de la fuente de los alimentos que comemos. ¿Por qué no tomarnos el tiempo para dar gracias a la Madre Tierra por todo lo que nos ofrece?

                      Gracias por el regalo de grano
                     que sustenta cuerpo y espíritu
                     Gracias por el regalo de vino
                     Las uvas que bajo la luz del sol brillan
                     Gracias por las verduras con volantes
                     Los rojos vivos y las reinas púrpura
                     Gracias por el pan y la cerveza
                     por las fresas y la col rizada
                     Gracias por la comida que como
                     Tus regalos de cosecha que hacen la vida dulce.

Si lo deseas, prosigue tu oración de agradecimiento con un festín de alimentos de temporada, ya sea para ti solo o compartido con amigos y familia.
-Deborah Blake

AGOSTO


¿Te has preguntado alguna vez de dónde procede el término “canícula”? Se originó hace miles de años en las antiguas Grecia y Roma cuando la primera aparición de Sirio, también conocido como la Estrella Perro, marcó una época de intenso calor estival y el comienzo de los “Días de Perros”. Sirio es una estrella situada en la constelación Canis Maior que sigue a Orión, el Cazador, a través del cielo del verano. En la cultura grecorromana, las canículas se asociaban al aumento de la rabia, el miedo, el hambre, la excitación y la insaciabilidad. Se creía que la Estrella Perro añadía su poder al del Sol, haciéndolo aún más brillante, más cálido y más intenso. A menudo se llevaban a cabo sacrificios y ofrendas a la estrella en un intento de atraer la brisa fresca y obtener un poco de alivio.

Si la canícula también te ha dejado hambriento de alivio, ¿por qué no pruebas tu propia magia con la temática del perro? Hacer magia con perros callejeros puede parecer un poco extraño o mundano en un primer momento, pero sólo hay que contar la cantidad de deidades del mundo que han sido concebidas en forma de perro. Los egipcios tenían al dios con cabeza canina Anubis, señor del inframundo y protector de los muertos. Los hindúes tienen a Sarama, madre divina de todos los perros. Los aztecas a Xólotl, el dios con cabeza de perro del trueno y el relámpago, y los griegos a Cerbero, el perro guardián de tres cabezas de Hades. En el zoroastrismo, se cree que la simple mirada de un perro destierra a las energías y a los espíritus malignos y, en Mesopotamia, había incluso un culto religioso dedicado a la veneración de los perros. Los perros son sagrados y el reconocimiento de este hecho puede ser poderosamente mágico. Así que toma a tu perro, si tienes uno (o pide prestado el de algún vecino), y prueba este sencillo, pero eficaz, hechizo de la canícula.

Hechizo de la canícula para el alivio
Comienza tu ritual gratificando al perro con una buena dosis de caricias, dejando que tu amor y compasión pase a través de tus dedos al cuerpo del animal. A continuación, concede al perro una especial atención: cepilla su pelo, coloca flores en su collar o simplemente proporciónale una almohada para mascotas que sea muy mullida.

Piensa en tu perro como en un ser divino, un dios peludo de cuatro patas que está disfrazado. Si lo deseas, dale a tu perro un nombre mágico durante el ritual, quizás combinando el nombre de un dios con el del perro. Por ejemplo, mi perra Sally se llamaría “Sally Sarama” o “Anubis Sally”.

A continuación, honra a tu perro sagrado con una ofrenda. Puedes utilizar galletas para perros u hornear tú mismo algún tipo de galleta que tú y tu cachorro podáis disfrutar juntos. Parte en pequeños pedazos la comida y deja que el perro coma de tu mano mientras dices:

¡Perro divino, yo te honro!
¡Ten piedad de mí, un ser humano!

Para cerrar el ritual, sírvele a tu perro un tazón de agua fría y deja que beba mientras piensas en el alivio que buscas, ya sea de la ira, de la ansiedad, de la excitación o del intenso calor del verano. A medida que el perro se refresca, también se calmarán y amortiguarán tus preocupaciones y problemas.
-Melanie Marquis