lunes, 7 de agosto de 2017

WĒODMŌNAÞ (Mes de la maleza)

El mes de la maleza (Wēodmōnaþ) se llama así por el rápido crecimiento de las malas hierbas de agosto. La cebada, el centeno y la avena se solían cosechar en esta época del año, pero las plantas invasoras podían arruinar las coles, los puerros, los nabos y cultivos similares si no se mantenían bajo control. Eso se lograba con una especie de gancho para las malas hierbas, una herramienta similar a una azada moderna. Entonces, como ahora, una mala hierba por general era una planta no deseada, pero wēod también se podía utilizar para describir cualquier hierba silvestre.
Identifica qué cosas en tu vida pueden estar asfixiando tu creatividad: personas, hábitos o situaciones dañinas. Corta papel en tiras de dos centímetros y medio y escribe el nombre de una cosa que te inhiba en cada tira. Después de haber preparado tus tiras de papel, quema un incienso. A continuación, estruja el papel en la mano, mientras dices:

Aparto esto del jardín de mi vida.

Visualiza cómo se desvanece el obstáculo. Después, puedes quemar los papeles arrugados, convertirlos en abono o enterrarlos.
Sal y recoge hierbas silvestres. El llantén mayor, la bolsa del pastor, el diente de león, la menta verde y el trébol rojo puedes encontrarlas en entornos naturales.


-Alaric Albertsson

martes, 1 de agosto de 2017

LUGHNASADH

Lughnasadh, o noche de agosto, se celebra en algunos sitios el 31 de julio y en otros el 1 de agosto. También llamado Lammas (“masa de pan”) en la tradición cristiana, Lughnasadh marca la primera de las tres grandes fiestas de la cosecha: la cosecha del grano. En muchas tradiciones, conmemora la bendición del pan. Lughnasadh es también un momento de sacrificio, de renunciar voluntariamente a algo y hacer espacio en nuestra vida para que entre algo nuevo. Suele ser un mal hábito o un patrón de pensamiento negativo, aunque en algunas tradiciones, se trata de un momento de caridad y obsequios. Podemos limpiar nuestras despensas y armarios, incorporando una bendición de estos bienes en nuestros rituales antes de entregarlos a la organización benéfica que escojamos. Entre las maneras divertidas y significativas de celebrar Lughnasadh se incluyen la elaboración de adornos con maíz seco, como la rueda del Sol de 8 radios que simboliza los ocho sabbats, y hornear y compartir pan. Si haces pan con levadura, añade un puñado de cereales integrales (trigo, avena o cebada) un par de días antes de hacer tus panes sagrados para simbolizar al Dios, que murió en Litha y ahora está creciendo en el vientre de la Diosa. Incluso puedes darle forma a la masa para que se asemeje a Lugh o a otro Dios del Sol y servirlo junto a tus pasteles y vino en el ritual.
-Thuri Calafia

AGOSTO

El primer festival de cosecha de Lughnasadh, o Lammas, tiene lugar en el punto medio entre el verano y el otoño. Desde principios de agosto, el verano está en su punto de inflexión hacia el otoño, lo cual puede parecer difícil de creer en las intensas jornadas de calor de agosto. En esta época del año, todavía tenemos que seguir regando nuestros jardines cuidadosamente para que nuestras hierbas, frutas y verduras crezcan muy bien. Sin embargo, ¡se aproximan los días de la primera cosecha!
En agosto, los tomates, la calabaza, el calabacín y el maíz dulce crecen muchísimo. Las moras están maduras y listas para recolectar. En el medido oeste, donde yo vivo, los melocotones todavía están en temporada y dondequiera que vaya hay puestos de venta con magníficas variedades de bayas y melocotones locales. En los huertos y viñedos, las manzanas y las uvas están a punto de recolectarse, mientras que el maíz del campo está altísimo y las calabazas, aunque aún están verdes, crecen y engordan cada vez más en las viñas de los agricultores y en las parcelas de los jardineros.
Tradicionalmente, la Luna Llena de agosto se llama Luna del Maíz. Sin embargo, uno de los nombres más antiguos de la Luna Llena en agosto es Luna de Hierba. La Luna Llena de este mes es el momento perfecto para cosechar tus hierbas, tanto culinarias como mágicas, y encantarlas para varios hechizos. Después de todo, ésta es la estación dedicada a la recolección de frutas, verduras y hierbas. Con ese pensamiento en mente, aquí tienes un hechizo de Luna Llena para que lo utilices mientras recolectas tu primera cosecha.

Hechizo de la primera cosecha de luna llena
Cuando salga la Luna de Maíz, o Hierba de agosto, recolecta las hierbas, verduras y frutas de tu huerta e introdúcelas en un cuenco o una cesta. Piensa en la abundancia (abundancia sana) y visualízala manifestándose de manera positiva en tu vida y la de tu familia. Mantén esa forma de pensamiento en tu mente con firmeza. Ahora levanta el cuenco o la cesta hacia la luz de la Luna y luego repite el conjuro.

El mágico momento de la primera cosecha está cerca,
mientras la Luna Llena navega a través de cielos cálidos y nebulosos.

Tanto si la llamas Luna de Hierba o de Maíz,
la generosidad de la tierra se extiende como una bendición.

Que estas hierbas/frutos que recojo, a mí y a los míos bendigan
y que lo hagan con abundancia para todos los tiempos.

Por los poderes de la tierra, aire, fuego y agua,
Señor y Señora, bendecid a todos vuestros hijos e hijas.

Libera los pensamientos positivos sobre la abundancia sana para que se eleven hacia la noche, donde podrán crecer, florecer y producir resultados espectaculares. Luego baja la cesta o el cuenco y disfruta de la luz de la Luna Llena de agosto. Si lo deseas, puedes sentarte bajo la luz de la Luna y meditar sobre la abundancia y los objetivos que te hayas marcado durante la temporada de cosecha. Poco después deberías sentirte libre para disfrutar de la cosecha comiendo, cocinando, conservando o secando los frutos de tu huerta. Que tú y los tuyos disfrutéis de una rica y abundante temporada de la cosecha de este año. ¡Bendito seas!

-Ellen Dugan