viernes, 24 de septiembre de 2010

EL JUEVES 23 FUE…

aria
LUNA DE COSECHA
Los cherokees se refieren a setiembre como Luna Nuez por los numerosos árboles que en esta época dejan caer sus frutos, como las bellotas, las nueces, etc. Son una fuente rica de alimento para los seres humanos y la fauna. Los cazadores vigilan desde un escondrijo cerca de los árboles a la espera de poder apresar al animal que se acerque a comer. Para los choctós, es la Luna de las Moras. Las moreras producen frutos durante casi todo el verano, pero en esta época tienen un último repunte. Los dakota sioux la llaman Luna cuando los becerros crían pelo. En las praderas, el tiempo refresca y los jóvenes búfalos, alces y otros animales nacidos durante ese año se cubren de pelo y engordan de cara al invierno.
Setiembre marca un tiempo en el que animales y seres humanos se concentran en almacenar para la estación fría. La disponibilidad de alimentos frescos empieza a disminuir, los productos maduros se almacenan bien ahora para aguantar mucho tiempo. Algunas crías ya están preparadas para separarse de sus madres. La fauna se concentra cerca de las bayas y los árboles con frutos.
En la magia es un buen momento para los hechizos de abundancia y, en especial, de ahorro de dinero. Los rituales honran a los árboles y a las deidades. También es hora para los hechizos en torno a la potencia y la virilidad. Utiliza los frutos secos de la estación para representar la energía masculina.
Elizabeth Barrette
morus-nigra-moras

EL DÍA 22 FUE…

30573_398900279236_252876759236_3935241_2395057_n
MABON
Mabon, el equinoccio de otoño, es la otra cara de Ostara. De nuevo, el día y la noche son iguales. Pero cuando acabe la noche, el péndulo oscilará más hacia la noche que hacia el día.
Como tiempo para la segunda cosecha, Mabon es de nuevo el momento de recoger los frutos de nuestro trabajo y de eliminar lo que ya no es necesario. Es el momento de reflexionar sobre las cosas que se desequilibraron y de cómo enderezar ese equilibrio antes de adentrarse en la parte oscura del año. Te guiará un ritual realizado con una pequeña balanza en cuyos platos colocas listas de cosas desequilibradas por un lado y, por el otro, la manera de devolverles el equilibrio.
El equinoccio de otoño también se conoce como el día de Acción de Gracias de las brujas. En los días de fiesta de noviembre, sueles viajar para reunirte con tu familia. Hoy, pasa el día con la familia que has creado a base de amigos, colegas, vecinos y parejas. Invítales a una fiesta en la que cada uno traiga algo. Celébrala al aire libre si el tiempo lo permite. Párate a pensar en lo que perdiste a lo largo del año y lo que encontraste. Da gracias por todo lo bueno de tu vida y tómate el tiempo para compartir tu gratitud con los presentes.
Cerridwen Iris Shea
1

domingo, 19 de septiembre de 2010

sábado, 4 de septiembre de 2010

EL JUEVES 2 COMENZÓ…

wendi
EL MES ARBÓREO CELTA DE LA VID
La vid se corresponde con la letra ogham muin (mun) y preside el tiempo de la cosecha y la consumación. Aunque la viña no haya nacido en territorio celta se convirtió en el ingrediente más importante para fabricar vino y se asocia con el hombre verde sonriente cubierto de hojas. El fruto de la vid forma parte integra de las celebraciones en todo el mundo y ahora que maduran nuestros cultivos, ¿por qué no celebrar nuestra prosperidad en la estación de las cosechas? Coloca un vaso de vino o de zumo de uva en medio de una pequeña corona de vid que encontrarás en una tienda de artesanía. Enciende velas con todos los colores de las hojas de otoño. Repasa la lista de todas las cosas buenas que has cosechado en tu vida este año. Al final de la celebración, vierte el vino restante en la tierra como ofrenda de agradecimiento. Ahora alza tu vaso y, antes de probarlo, repite el encantamiento siguiente:
Alzo mi vaso y brindo.
El mes de la vid trae cosecha envidiable.
Doy gracias por la abundancia de este año.
Doy gracias con la mayor reverencia.
Mickie Mueller