sábado, 17 de septiembre de 2011

EL LUNES 12 FUE…

12
LUNA DE SIDURI, LA TABERNERA CELESTE
La Luna Llena en Piscis ilumina el río cósmico de las almas, el inconsciente colectivo y los poderes de profecía. Siduri es la tabernera que ofrece comida y bebida (y simpatía, generosidad y amabilidad) a las desalentadas almas de camino hacia el río cósmico. Su mítica función es crucial. Tras visitar a Siduri, las almas se sienten restauradas y listas para viajar a la vida después de la muerte.
     Todos somos viajeros en la ruta de la vida y a veces necesitamos un lugar para sentarnos, tomar algo y encontrar un hombro compasivo para descansar la cabeza. La simpatía exige escuchar sin juzgar, apoyar sin decir al otro  qué hacer, y hacer más llevadera la larga y pesada ruta compartiendo comida y bebida.
     El practicante solitario puede personificar el papel de Siduri durante esa Luna Llena ayudando a una viuda, escuchando con simpatía o donando a una obra de caridad. Un ritual de coven puede incluir llenar un cáliz especial con una bebida y pasarla entre los miembros del círculo. Los miembros pueden turnarse para servir comida o bebida. Orar para alivio de los que penan, alimento para el hambriento y protección para las almas que se van de viaje. Sentid simpatía unos por otros y escuchad sin juzgar. Pasad un limosnero para Siduri y donad la colecta.
12Elizabeth Hazel
siduri

SALINAS… otra vez…

045

044

Y EMPECÉ…

OCASO.preview

HE TERMINADO…

allende-cuaderno-de-maya
“Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padre no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa “hechizo, ilusión, sueño”. Nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto.”

querido-diario
 Isabel Allende retoma aspectos de otras novelas suyas (la costumbre de la protagonista de escribir un diario o cuaderno, el golpe de estado en Chile) para componer el relato de una chica marcada por su relación con su abuelo de tal modo, que  su muerte desencadenará toda una suerte de situaciones que llevarán a Maya a una isla chilena donde intenta recomponer su vida y nos cuenta cómo y por qué llegó allí…
     No puedo decir que no me ha gustado, porque me he acercado a la vida de esta chica y la leído con interés, pero me gustó muchísimo más La isla bajo el mar…

miércoles, 7 de septiembre de 2011