viernes, 27 de enero de 2017

HEMATITA

La hematita es un mineral metálico de hierro. Su nombre proviene del griego haima, que significa “sangre”, debido a las vetas rojas de la piedra; también es de color rojo en forma de polvo. Se cree que esta piedra ayuda a tener éxito en una batalla. Por su brillo espejado también se utiliza para la adivinación.
La hematita está asociada con el elemento del fuego y el planeta Saturno. Tiene una estructura cristalina trigonal que le da una poderosa energía combinada con equilibrio. Metafísicamente, la hematita se puede usar para mejorar el rendimiento mental y las habilidades técnicas. Es también útil para transformar la negatividad, lograr el equilibrio y el autocontrol, y mejorar la memoria. Puede equilibrar las emociones y ayudarte a superar tus limitaciones.
Cuando te enfrentes a una tarea que exija tu mejor rendimiento, lleva contigo una hematita. Visualiza tu cuerpo, tu mente y tu espíritu alineándote y sé consciente de que estas facetas trabajarán conjuntamente para activar tu mejor intervención.
Canta estas palabras para dar poder a la piedra y a ti mismo:

Acciones del cuerpo, funciones de la mente;
movimiento preciso, diseño sincrónico.

-Ember Grant


miércoles, 18 de enero de 2017

TORTITAS DE YOGUR GRIEGO DE CORINA

Ingredientes:
170 gr. de yogur griego
1 huevo
½ taza de harina escasa
1 cucharada de bicarbonato sódico



Preparación:
La luz es visiblemente más fuerte y el olor a tierra nueva está en el aire. El próximo Imbolc es la época en que conmemoramos a la Diosa mientras se transforma de anciana a doncella. Y debido a que los platos tradicionales incluyen productos lácteos, he pensado que sería apropiado incluir este plato maravilloso de Corina de Marblemount Homestead.
Pon el yogur en un cuenco y casca el huevo. Mezcla. En un recipiente aparte, incorpora la harina y el bicarbonato sódico. Vierte la preparación de yogur y huevo en el recipiente con la harina y el bicarbonato. Remuévelo para que se integre. La masa será extremadamente espesa. Vierte la mezcla sobre una plancha o una sartén rociada con aceite a fuego medio-alto. Esta receta es para cuatro tortitas grandes, pero también se puede preparar ocho más pequeñas. Da la vuelta a las tortitas cuando empiecen a formarse burbujas en la superficie. Cuécelas hasta que estén doradas por ambos lados y sírvelas con jarabe de arce, mantequilla, miel y frutas.

-Monica Crosson

Imagen orientativa

viernes, 6 de enero de 2017

Æfterra Gēola (Yule tardío)


En el calendario inglés antiguo, el primer mes siguiente al Solsticio de Invierno se llamaba Yule tardío o después de Yule (Æfterra Gēola). Hoy en día, muchos paganos celebran Yule como el propio Solsticio, pero Yule solía ser una estación completa que duraba dos meses lunares. Este último mes, Yule tardío, era una época para prepararse para próxima primavera. Los agricultores bendecían sus arados en una festividad que llegó a ser conocida en la era cristiana como Lunes del Arado. La mayoría de los pueblos compartían un arado común, que se guardaba en la iglesia local cuando no era utilizado. El primer lunes después del día de Reyes (6 de enero), un sacerdote bendecía el arado para asegurar una aprobación divina en la temporada de cultivo venidera. Un texto datado del siglo XI da instrucciones para bendecir un arado con incienso, hinojo y sal.

Es probable que no tengas un arado para bendecir, pero éste es un buen momento para volver a consagrar tu Athame y otras herramientas rituales. Si eres jardinero, limpia y repara las palas, azadas y horquillas que utilizas para trabajar la tierra. Puedes bendecirlas frotándolas con hinojo y sal y pasándolas por los humos del incienso que desprende tu incensario.
-Alaric Albertsson


miércoles, 4 de enero de 2017

OBSIDIANA COPO DE NIEVE


La obsidiana suele llamarse vidrio volcánico debido a sus orígenes: cuando la lava se mezcla con agua, se enfría tan rápidamente que los átomos no forman una estructura ordenada al igual que otros cristales. La obsidiana se compone principalmente de sílice, como el cuarzo, y con frecuencia contiene otros minerales. En la obsidiana copo de nieve, un mineral llamado cristobalita forma los característicos motivos blancos que parecen copos de nieve.
La obsidiana copo de nieve se corresponde con elemento del fuego y el planeta Saturno, por lo que es una excelente piedra para la transformación. Te capacita para romper patrones innecesarios ayudándote a concentrarte tanto en tu visión interna como externa. Otras cualidades metafísicas son la conexión a la tierra y el aislamiento. Durante la meditación, puede ayudar a alcanzar un estado de equilibrio y serenidad. Se la conoce como piedra de pureza.
¿Te sientes atrapado en una rutina o desequilibrado? Aprovecha esta combinación para contrastar blanco y negro y romper los sentimientos de estancamiento. Carga tu piedra con estas palabras:

Mantenme conectado a la tierra a medida que crezco;
yin y yang, calor y nieve.
Unión de oscuridad y luz,
mantenme equilibrado día y noche.

-Ember Grant

Fuente imagen:
http://agrega.educacion.es/visualizar/es/es_20080430_1_5008783/false

domingo, 1 de enero de 2017

ENERO


Con la llegada de enero, nos adentramos de pleno en el invierno y el mundo queda en silencio. Los árboles de hoja caduca hace tiempo que han perdido sus hojas y aguantan esqueléticos junto a ramas de hoja perenne cargadas de hielo y nieve. Las temperaturas descienden y los días son breves, mientras que la luz del sol apenas arroja sombras antes de volver a desaparecer bajo el horizonte. Los animales entran en fase de hibernación o letargo, y pasan sus horas de vigilia buscando alimento suficiente para sobrevivir durante los meses de oscuridad. El aire es fresco y los cielos nocturnos claros como el cristal. El mundo contiene la respiración a la esperad de una renovación.
La humanidad también se sumerge en la tranquilidad del invierno y cae en un estado anímico de silencio y contemplación. Los días más breves alteran el ritmo de la vida y nos animan a que hagamos una pausa y pensemos. Es el momento perfecto para observar nuestro interior, evaluar los últimos meses y hacer planes para el próximo año. Podemos reflejar los caminos del bosque invernal, mudar las “hojas” del año pasado y esperar con ansia el deshielo de la nieve y el surgimiento de la primavera. Puedes aprovechar el poder que nos otorga la gracia del invierno y gratificarte con un retiro personal, reservando un par de horas, una noche, un día o incluso un fin de semana para reflexionar sobre tu año: pasado, presente y futuro. Adapta la siguiente guía de retiro a tus necesidades.

Pleno invierno: el momento para un retiro personal
El viaje a tu retiro comienza con la preparación. Toma un baño purificador o dúchate con jabón de incienso. Imagina cómo el agua jabonosa limpia los desechos del año. Mientras emerges, sécate con una toalla limpia y ponte ropa fresca.
Comienza: Haz una pausa para meditar o para un momento de contemplación mientras pasas por el umbral para viajar. Siente tu propósito e imagínate en movimiento. Puede que te visualices siguiendo un camino que se adentra en un bosque invernal, o tal vez salgas a pasear por un bosque real, siempre y cuando puedas hacerlo. Di en voz alta tus metas para el retiro y marca tu comienzo con un diario, una pieza de arte o artesanía, como prefieras. Termina con una bendición:

Entro ahora en el otro espacio;
un renovado potencial abrazo.

Evalúa: Permanece la mayor parte de tu retiro recordando tu año y anotando todo en una lista, un diario, un videoclip, bocetos, una cadena de cuentas o cualquier cosa que pueda captar lo que hayas hecho en los últimos doce meses.
Adivina: La escasa claridad del invierno hace que sea un momento ideal para cualquier tipo de adivinación. Utiliza tu herramienta de adivinación favorita para vaticinar tareas y retos para los próximos doce mese. Anótalos y considera la posibilidad de añadir fechas y horas para potenciar tu éxito.
Concluye: Para cerrar tu retiro, elije un elemento que sirva de talismán, tal vez tu lista de objetivos enrollada como un pergamino, o sostén una piedra en tu mano para llenarte de energía mientras te concentras en tus intenciones, imaginando cómo van a llegar a buen término. Deja este elemento en tu altar para el próximo año como un recordatorio visual de tu retiro y de tus planes.
Finaliza: Imagínate saliendo del bosque y regresando a casa con muchos planes. Concluye recitando un conjuro:

Un viaje emprendido, el futuro y el pasado;
intenciones establecidas, y a ellas me aferro.

Vuelve al tiempo real y ¡da la bienvenida a 2017!


-Susan Pesznecker