domingo, 31 de enero de 2016

POLLO AL LIMÓN


Ingredientes:
6-8 trozos de pechuga de pollo
2 cucharadas de aceite vegetal
4 cucharaditas de salsa de soja
1 cucharadita de jerez
¼ de cucharadita de pimienta negra
6 cucharadas de azúcar
¼ de taza de salsa de tomate preparada
El jugo de 2 limones grandes frescos
1 cucharada de maicena
¼ de taza de cebolla, rallada

Preparación:
Pon a marinar los trozos de pechuga de pollo (con la piel y deshuesados) en el aceite vegetal, la salsa de soja, el jerez y la pimienta negra durante 2 horas. Reboza generosamente las pechugas con maicena y deja que reposen durante 15 minutos. A continuación, fríelas en aceite vegetal durante unos 5 minutos por cada lado, hasta que se doren bien; deja que se escurran sobre papel de cocina.
Mientras se cocinan, hierve ligeramente en un cazo pequeño el azúcar, la salsa de tomate, el jugo de limón, el aceite vegetal y una pizca de sal. Mezcla una cucharada de agua y una de maicena; remueve esta mezcla con la salsa, hasta que se espese ligeramente. Apaga el fuego.
Coloca el pollo en un plato, cada pechuga cortada en cuatro o cinco trozos. Vierte la salsa por encima y cubre con cebolla y rodajas finas de limón.
-Susan Pesznecker

Imagen orientativa


domingo, 24 de enero de 2016

LA LUNA DEL LOBO


Enero se denomina la Luna del Lobo porque marca la parte más profunda del invierno, cuando muchos animales mueren presa del frío y de hambre, así que los lobos tienen una buena caza.
     La energía del lobo opera en la supervivencia a través de la planificación y el trabajo en equipo. El lobo alfa lidera las cacerías. El lobo beta apoya las decisiones de alfa. Otros lobos vienen por los lados. El lobo omega es el pacificador de la manada. Al tomar diferentes roles, hacen que la manada sea más fuerte.
     Para este ritual necesitarás una grabación de lobos aullando y al menos 5 imágenes de lobos. Pueden ser figuras, fotografías o cualquier otra cosa que tengas. Coloca los lobos en un círculo en tu altar y reproduce los aullidos. Invoca al espíritu del lobo para que te apoye. Piensa en qué cualidades tienes como líder, seguidor y pacificador. Enfoca la energía de la Luna Llena para empoderar a estos, tus lobos interiores.
     Luego, apaga la grabación; da las gracias a la Luna y al espíritu del lobo. Distribuye las imágenes del lobo por tu casa, como una manada explorando por el bosque invernal, para que puedas verlos y estar inspirado a medida que avanza el día.
-Elizabeth Barrette

miércoles, 20 de enero de 2016

RELÁJATE

Vivimos en un mundo complicado, donde las personas y los eventos son a menudo molestos, frustrantes y francamente desagradables. La televisión nos muestra escenas gráficas de las malas noticias, las personas con las que compartimos nuestra vida nos pueden volver locos y a veces el mismo universo parece que nos esté buscando. Esto puede hacer que nos enojemos y una vez que te has calentado, puede ser difícil enfriarte de nuevo.
     Pero toda la evidencia muestra que este tipo de estrés constante es malo para nosotros, física, mental, e incluso espiritualmente.
     Utiliza este hechizo cuando necesites relajarte un poco, usando el fresco del universo para ayudarte a recuperar tu propio fresco interior. Si lo deseas, puedes incluso estar fuera un día frío y respirar profundamente el frío aire invernal (más o menos frío, dependiendo de donde vivas).

      Aire frío y calmante del invierno
      llévate el miedo y la desesperación.
      Haz desaparecer la ira, calma mi alma
      une mi destrozado espíritu.
      Enfría el fuego que arde dentro
      ralentiza el giro mental sin fin.
      Durante la fría estación, relajado estaré
      envuelto en la armonía del invierno.
-Deborah Blake

sábado, 2 de enero de 2016

IR HACIA EL INTERIOR


Las fiestas pueden ser abrumadoras, estar llenas de gente y alboroto. La tranquilidad y el frío de enero nos dan la oportunidad perfecta para recuperar el aliento, para dirigirnos hacia nuestro interior por un breve espacio de tiempo para volver a conectar con nosotros mismos.
     Regalate el don de la hibernación, usando este hechizo para ayudarte a bajar a las profundidades, donde estés tranquilo y en silencio.
     Baja las luces y encuentra un lugar donde pue­das estar en reposo durante cinco o diez minutos. Siéntate cómodamente y enciende una vela blanca. Si lo deseas, puedes incluso envolverte en una manta cómoda o un chal.
     Luego recita este conjuro, cierra los ojos y reali­za unas cuantas respiraciones profundas, adentrán­dote más con cada una de ellas. Ah...
          En la madriguera como el conejo
          o el oso bajo la tierra escondido
          el silencio del invierno está sobre mí
          no hago ni un ruido
          que el mundo siga girando
          un rato sin mi presencia
          me dirijo hacia el interior
          en busca de paz y gracia.

Repite las veces que sean necesarias.
-Deborah Blake

viernes, 1 de enero de 2016

ENERO


Jano es un dios romano que supervisa los comienzos y los finales, las transiciones y el tiempo. Controla las elecciones, de modo que a veces sus seguidores piden su ayuda para tomar buenas decisiones. Asociado con las puertas y los portones, a menudo aparece con una llave en la mano.
     Jano es más conocido como el dios “de las dos caras”. Sus estatuas y retratos acostumbran a mostrar dos perfiles laterales unidos en la parte posterior de la cabeza. Esto simboliza el hecho de mirar hacia delante y hacia atrás, hacia el pasado y hacia el futuro. Las primeras representaciones solían mostrar una de las caras sin barba y la otra con ella, para enseñar la juventud y la madurez. Retratos posteriores muestran más a menudo ambas caras con barba, como una imagen reflejada.
     Esto personifica un punto de vista típicamente pagano. Cada final es también un comienzo. Todo sigue un ciclo; una cosa se transforma poco a poco en otra. Vivimos nuestra vida siguiendo un patrón en forma de espiral en vez de uno lineal, del nacimiento a la muerte y al renacimiento. Como dios de las transiciones y las transformaciones, Jano supervisa estos aspectos. De este modo puede ayudar a las personas a que pasen de un camino espiritual a otro.
     En la antigua Roma, Jano era, en un principio, invocado al inicio de cada ceremonia religiosa, seguido de la deidad a la que se honraba. Esto funcionaba bien en el paganismo grecorromano contemporáneo. Los grupos numerosos pueden considerarlo como un modo conveniente de asegurarse de que todos tienen algo que hacer, mediante la creación de otro rol.
     El mes de enero toma su nombre del dios Jano. Es el fin del viejo año y el comienzo del nuevo. De hecho, Jano tiene su festividad el 1 de enero, día de Año Nuevo. La conexión es apropiada para un mes que puede tener un clima impredecible: dentro del frío del invierno a veces se encuentra el deshielo de enero y pueden surgir formidables tormentas de la nada.
     Las costumbres de Año Nuevo incluyen algunas tradiciones que guardan paralelismo con el culto a Jano. La gente hace fiestas y banquetes, populares entre muchos dioses. También hace balance de lo que ha logrado durante el año anterior o qué quedó a medio camino. Hace propósitos o se marca objetivos para el nuevo año. Las dos caras de Jano nos recuerdan que cada año es un nuevo comienzo y que el cierre de cada año abre nuevas oportunidades en el siguiente.

Adiós y hola
Para que este hechizo necesitarás una estatuilla o imagen de Jano, una lista de cosas malas del año anterior de las que quieras deshacerte y una relación de cosas buenas que te gustaría atraer para el próximo año. Justo antes de la medianoche en la víspera de Año Nuevo, dirígete a la cara izquierda de Jano y di:

          Jano, dios de cerraduras y puertas,
          enfréntate al pasado y al año que termina,
          destierra la congoja a cosas distantes,
          dejándonos ahora libres del miedo.

     Lee la lista de cosas que quieras olvidar. Espera a que el reloj avance. Justo después de la medianoche, comienza el día de Año Nuevo dirigiéndote a la cara derecha de Jano con estas palabras:

          Jano de las dos caras, dios de las puertas,
          hacia el futuro pon tu otra mejilla;
          donde el nuevo año naciente espera,
          trae la buena fortuna que buscamos.

     Lee la lista de cosas que quieres recibir. Da las gracias al dios por su tiempo y pon fin al ritual.
Correspondencias de Enero
Animal: Ganso de nieve o lechuza, oso
Flor: Clavel, campanilla de invierno
Piedra: Granate
Planeta regente: Saturno
-Elizabeth Barrette