sábado, 2 de enero de 2016

IR HACIA EL INTERIOR


Las fiestas pueden ser abrumadoras, estar llenas de gente y alboroto. La tranquilidad y el frío de enero nos dan la oportunidad perfecta para recuperar el aliento, para dirigirnos hacia nuestro interior por un breve espacio de tiempo para volver a conectar con nosotros mismos.
     Regalate el don de la hibernación, usando este hechizo para ayudarte a bajar a las profundidades, donde estés tranquilo y en silencio.
     Baja las luces y encuentra un lugar donde pue­das estar en reposo durante cinco o diez minutos. Siéntate cómodamente y enciende una vela blanca. Si lo deseas, puedes incluso envolverte en una manta cómoda o un chal.
     Luego recita este conjuro, cierra los ojos y reali­za unas cuantas respiraciones profundas, adentrán­dote más con cada una de ellas. Ah...
          En la madriguera como el conejo
          o el oso bajo la tierra escondido
          el silencio del invierno está sobre mí
          no hago ni un ruido
          que el mundo siga girando
          un rato sin mi presencia
          me dirijo hacia el interior
          en busca de paz y gracia.

Repite las veces que sean necesarias.
-Deborah Blake

Publicar un comentario