miércoles, 5 de agosto de 2009

ALICIA PAIS EN LA VOZ DE AVILES

ESPACIO ABIERTO

La importancia del Festival Intercéltico

05.08.09 -
ALICIA PAIS
A veces es bueno saber que uno tiene más importancia de la que se cree y más educación de la que algunos se merecen cuando desde hace más de un año Román Antonio Álvarez González, concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Avilés, día a día, mes a mes, y año a año se limita a esgrimir las mismas mentiras para intentar menoscabar el trabajo de algunas personas de su ciudad, entre las que me encuentro yo.
Miente o cuenta verdades sesgadas, que al final es lo mismo, cuando lo que de verdad intenta es desviar la atención sobre la desastrosa gestión que está teniendo en su xoncejalía. Ahora, para evitar las críticas que le llueven de todos los lados debido a su desmedido afán de protagonismo, sigue empecinado en sacar, según sus propias palabras, «los trapos sucios» de la Asociación Cultural Esbardu, intentando ensuciar con sus palabras tanto a su director como a resto de las personas que la integramos, entre las que me encuentro yo.
Es hasta divertido leer que se rasga las vestiduras concejiles porque en un afán de resguardar lo que tantos años nos costó idear, crear y poner en lo más alto del panorama nacional e internacional, se le hubiera pedido que asegurara una subvención de 70.000 euros para el festival, cuando usted se gasta 380.000 euros mínimo en una pataleta infantil, sólo para que veamos cuánto poder tiene usted (claro, el poder que le otorga el jugar con los dineros de todos los contribuyentes tanto avilesinos como asturianos).
Si con tantas verdades que el señor concejal arguye en nuestra contra, y que según él, pasan desde malversación de fondos públicos (subvenciones) hasta pasarnos a la torera todas las leyes habidas y por haber, todavía no nos ha mandado al Juzgado, ¿quién está mintiendo? ¿Usted, señor concejal, o nosotros? Yo, al igual que todos los miembros de la Asociación Cultural Esbardu, desde luego duermo tranquilamente, con la conciencia tranquila del trabajo bien hecho y con la confianza de que no podrá usted probar ninguna de las acusaciones que con tanta facilidad expone en la prensa, aunque parezcan creíbles.
Los insultos, las palabras despectivas, la falta de rigor y la prepotencia están campando a lo largo y ancho de esta villa de su mano, señor concejal, dejándonos a sus ciudadanos con un regusto acre en la boca que como no se solucione acabará dando lugar a una ciudad dividida, sin sentido, sin unidad y sin valor. Y la solución y la responsabilidad está ahora en manos de los representantes políticos de su partido, el PSOE. Es increíble el ver cómo en ocasiones pudo haber llegado usted a pensar que pegando gritos y golpes podríamos verlo con cierta estima y autoridad.
Es hasta divertido el leer que usted dice que el Festival Intercéltico de Avilés y comarca está politizado. Todos en Esbardu estamos orgullosos de que la plaza del Carbayo, durante cinco días, se llenara de visitantes, avilesinos, miembros del PP, algún exalcalde, miembros de su partido, el PSOE, algún que otro dirigente de la FSA, y de otros estamentos políticos y sociales de esta ciudad. Porque entre otras muchas cosas nosotros no «tomamos nota» de nada, no imponemos nuestros deseos a aquellos que no los comparten, ni insultamos de ninguna manera a aquellos que no quisieron participar con nosotros en nuestro festival. La primera persona que lo politizó ha sido usted, Román, intentando usurpar -«arrogarse de la dignidad, empleo y oficio de otro, y usarlos como si fueran propio»- el trabajo honrado de unos ciudadanos, utilizando para ello cualquier argucia que considerara oportuna sin que nadie le pusiera freno. Y desde luego lo que parece que le ocurre es que no le gusta nada ser criticado, pero eso, señor concejal, va inherente a su cargo, como bien debería saber.
Usted, que siempre habla con su «verdad inapelable», insultando, denostando y denigrando públicamente a todo aquel que no baila a su son, y que le gustan tanto las citas, le voy a dar el gusto de acabar este artículo con una de un gran filósofo, Beltran Russell, que dice: «Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben más a los ignorantes que están completamente seguros, que a los inteligentes que están llenos de dudas».

Yo, desde luego, no puedo estar más de acuerdo con ella… y tú, ¿qué opinas?
Publicar un comentario