sábado, 1 de agosto de 2009

PERO LA GUERRA CONTINÚA…

En La Nueva España…
«Xuntanza» dice que el «Beltaine» fue un éxito en organización y público
La Federación de Asociaciones Culturales censura la «falta de ética» del PP y «Esbardu» en sus críticas al festival
clip_image001
Representantes de «Xuntanza», ayer, durante la rueda de prensa. miki lópez
Amaya P. GIÓN
La Federación de Asociaciones Culturales «Xuntanza», organizadora del «Beltaine», rompió ayer su silencio ante el aluvión de críticas y reproches que ha recibido el festival municipal. Representantes del colectivo aseveraron que el «Beltaine» fue un «éxito rotundo tanto en participación como en público» y censuraron la «falta de ética» del Partido Popular y del presidente de «Esbardu» y organizador del Intercéltico, Juan Luis Casas, por sus duras críticas al festival a base de «descalificaciones». «No permitiremos que se ponga en duda la profesionalidad de los cinco grupos que componen "Xuntanza"» (Banda de Gaitas «Villa de Avilés», «Pleamar», «Escontra'l Raigañu», «Xaréu d'Ochobre» y Fundación Avilés Joven), subrayó Matías Martínez, de la banda de gaitas.
Precisamente a esa banda atacó la concejala Carmen Vega (PP) por pertenecer a ella el portavoz de IU, Fernando Díaz Rañón, y su hijo, a los que acusó de aprovecharse económicamente del festival. «Hace falta carecer de ética, y de algo más, para involucrar en todo esto a un chaval que lo único que hace, y muy bien, es tocar», le respondió Martínez. Vega también advirtió al concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, que revisará con lupa el presupuesto del «Beltaine». Los de «Xuntanza» le recomendaron «que no pierda su valioso tiempo porque le vamos a dar el trabajo hecho. Justificaremos el gasto y aclararemos en qué se ha invertido hasta el último céntimo, porque tenemos claro que el dinero que gestionamos no es nuestro».
«En estos trece años» (tantos como ediciones del Intercéltico) «ninguno de nosotros juzgamos, insultamos ni desprestigiamos el festival, y nunca nos invitaron a participar», añadió Marisa Luque, de «Escontra'l Raigañu», que detalló cada paso de la constitución de la federación y de la organización del «Beltaine». Y añadió: «No tenemos ninguna causa pendiente. Tenemos todo el derecho a asociarnos y a colaborar con quien creamos conveniente (...) y que nadie tenga duda de que si nos saltamos la legalidad, nos iremos nosotros mismos. Estamos dispuestos a organizar el "Beltaine" 2010 con trabajo serio, transparente y solidario». José Francisco Álvarez Palacios, de «Xaréu d'Ochobre», respondió a Casas que «Xuntanza no tiene que coger ninguna maleta porque estamos legalizados y somos solventes» e invitó a todos los colectivos culturales que lo deseen a sumarse a la Federación: «Tenemos la puerta abierta, tanto para entrar como para salir».
¿También «Esbardu» tendría cabida? «También podría integrarse, pero cuando tenga resuelta su situación legal», añadió Palacios refiriéndose a la deuda de 36.819 euros de la entidad que preside Casas con la SGAE.
En cuanto al cruce de acusaciones políticas sobre sendos festivales, Marisa Luque concluyó: «Están jugando otra guerra. Detrás de las entidades hay ciudadanos y ciudadanas que, además, son votantes».
En la Voz de Avilés

Xuntaza desvela que Casas ofreció el nombre del Intercéltico por 36.000 euros

Los organizadores de Beltaine abren las puertas a Esbardu, «pero no en la actual situación con las cuentas embargadas»
FERNANDO DEL BUSTO

Xuntaza desvela que Casas ofreció el nombre del Intercéltico por 36.000 euros
Los miembros de Xuntanza comparecieron juntos. / TANIA

«Todo se reduce a una cuestión de dinero». Son las palabras de Matías Martínez Moya, de la Banda de Gaitas Villa de Avilés, y miembro de Xuntanza, la federación de asociaciones organizadora de Beltaine, para resumir la polémica que mantienen con Juan Luis Casas, presidente de Esbardu. Así, según desveló Moya, el abogado Millán Alonso se dirigió en diferentes ocasiones a Xuntanza en nombre de Esbardu.
Su propuesta planteaba la integración de Esbardu en el colectivo y la fusión del Festival Intercéltico y Beltaine. La entidad presidida por Juan Luis Casas recibiría 36.000 euros que permitirá liquidar las deudas que mantiene con la Sociedad General de Autores de España. A cambio, cedería la marca del Intercéltico durante diez años.
Desde Xuntanza, según indicaron ayer sus integrantes en una rueda de prensa, se rechazó ese ofrecimiento, aunque mantienen «la puerta abierta a la colaboración de todas las asociaciones de Avilés». La invitación es extensiva a Esbardu, si bien Matías Moya recordó la condición de que «la entidad no tenga sus cuentas embargadas. Con la actual situación no tiene cabida».
Además, la rueda de prensa sirvió para que los organizadores reclamasen «respeto» a su tarea en un Beltaine «organizado en sólo dos meses», apuntó Marisa Luque, de la Asociación Escontra L'Raigañu, recordando que durante los doce años anteriores «nunca tuvimos ni una palabra sobre el Intercéltico. De igual manera que no cuestionamos la legitimidad de otros foros, como Focude, nosotros tenemos la misma legitimidad».
«Cuentas claras»
Luque también recordó que, según el convenio firmado con el Ayuntamiento «en un plazo de tres meses se presentaran todas nuestras cuentas justificadas, hasta el último euro», reclamando un «respeto, también a los representantes de partidos políticos, algunos de cuyos representantes se encuentran envueltos en causas mucho más serias que ésta», si bien rehusó entrar en más opiniones sobre el debate en los políticos locales «ya que juegan en otra división».
Luque recordó el esfuerzo del trabajo en equipo, «en una dirección compartida, donde todos fuimos responsables. me gustaría saber si a lo largo de 13 años en Esbardu hubo algún responsable más que Juan Luis Casas».
Por su parte, José Federico Palacios, de Xáreu d'Ochobre, destacó el éxito rotundo de Beltaine, agradeciendo el trabajo de los 40 voluntarios. «Sabemos que hay cosas que mejorar, pero merecemos un respeto y que cesen ya las acusaciones sobre irregularidades. Si alguien las sabe, que vaya al juzgado», declaró Palacios.
Además, destacó los 700 artistas congregados en Beltaine, las 112.000 entradas en Internet para seguir el Certamen de Ajedrez o el éxito de las traineras, como parte de un informe que elaboran sobre el resultado del festival.
Por su parte, desde la Agrupación Social Independiente de Avilés se solicitó al Ayuntamiento la retirada de las banderolas de Beltaine que aún se pueden ver en la ciudad, ya que «su permanencia sólo sirve para inducir a error a aquellas personas que nos visitan por estas fechas, dando una sensación de dejadez y desidia».
Publicar un comentario