martes, 11 de agosto de 2009

¡LLUVIA DE ESTRELLAS!

El cielo vuelve a llorar estrellas

Decenas de estrellas fugaces surcarán el espacio en la madrugada del miércoles en el fenómeno conocido como la lluvia de San Lorenzo

El cielo vuelve a llorar estrellas

A oscuras y en un sitio despejado. No hace falta ninguna protección. / E. C.

Los aficionados a la astronomía podrán disfrutar en la madrugada de este miércoles de un espectáculo celestial casi mágico y digno de admiración. La lluvia de las 'Perseidas', uno de los eventos astronómicos más conocido a escala mundial, cumplirá una vez más con su cita anual. El fenómeno, al que también se le denomina 'Lágrimas de San Lorenzo', debido a que tiene lugar cerca de la celebración del día de este santo, podrá observarse mejor en un cielo carente de contaminación lumínica y a partir de las 0.30 horas. Sin embargo, entre las dos y tres de la madrugada es cuando se espera poder apreciar una mayor cantidad de meteoros, a los que comúnmente se llaman estrellas fugaces. Este espectáculo, que ilumina las bóvedas celestes, también podrá apreciarse, aunque en menor medida, un día antes y uno después de la fecha señalada.

El técnico de planetario del Museo de Ciencias y Cosmos de Tenerife, Rubén Naveros, recuerda que este espectáculo lumínico sucede cuando la Tierra atraviesa una especie de nubes de partículas del cometa Swift-Tuttle. Este cometa, descubierto en julio de 1862 por los astrónomos Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle, necesita 135 años para completar su vuelta alrededor del sol. Fue en 1992 cuando el cometa se aproximó más a la Tierra.

En aquella ocasión los astrónomos observaron que de la cola del cometa se desprendieron más de 400 meteoros por hora. «Este cometa está volviendo al sistema solar. Todos los años, en la misma fecha, la Tierra pasa por este espacio y barre los restos del cometa. Pero varía de zona, no siempre pasa por el mismo lugar y pensamos que en 1992 se atravesó alguna 'bolsita' que no se había barrido. Sin embargo, no creemos que este año vaya a suceder algo similar, añade Naveros.

Aunque su acción ha menguado ligeramente, esta lluvia de estrellas goza de gran popularidad. Algunos atribuyen el éxito del espectáculo a su belleza y otros a la época estival en la que tiene lugar ya que muchos huyen de la polución de la ciudad hacia el campo y playa, dispuestos a olvidar sus preocupaciones y disfrutar.

Naveros explica que cuando este polvo cósmico entra en contacto con la atmósfera «las partículas, que son del tamaño de un grano de arena, se queman y esto produce un rastro resplandeciente» que denominamos estrella fugaz.

Los apasionados de la observación astronómica deberán mirar -mejor tumbados en el suelo- hacia el noreste, lugar donde se encuentra la constelación de Perseo. Es, precisamente, de esta constelación de donde viene el nombre de 'perseidas'. Con motivo de la celebración del 'Año Internacional de la Astronomía', la Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España (SOMYCE) ha diseñado una campaña de observación de esta lluvia de estrellas. En la web de la organización, www.somyce.org, hay disponible una guía de observación para quienes quieran participar de esta experiencia astronómica. Para contemplar este rastro de polvo cósmico, dejado en la atmósfera por un cometa, no es necesario utilizar equipo especial alguno, ya que se ven a simple vista. Lo único que necesita tener es un poco de paciencia y una lista de deseos para que pida uno por cada estrella fugaz que vea. El único aspecto negativo de esta lluvia de estrellas es que no puede observarse desde el Hemisferio Sur.

Publicar un comentario