domingo, 23 de agosto de 2009

AL LADITO DE MI CASA (2ª parte)

Pues eso, la noticia ampliada, esta vez con fotos…

Un hombre, grave tras ser rescatado de un incendio en un piso de La Estación

R. G. B., de 39 años, permanece ingresado en la uvi del San Agustín con ventilación mecánica al tener afectados los pulmones y el corazón



Varias personas observan las labores de rescate. (Los mirones, añado yo)

Efectivos de Bomberos y Policía Local, la madrugada del sábado, en la calle de La Estación.
Efectivos de Bomberos y Policía Local, la madrugada del sábado, en la calle de La Estación.
T. CEMBRANOS
Un hombre permanece ingresado en estado grave en la uvi al sufrir una intoxicación por humo tras declararse un incendio en el piso en el que dormía. Los hechos sucedieron en torno a la una de la madrugada del sábado en el segundo piso de un edificio ubicado en el número 29 de la calle de La Estación, en el barrio de Sabugo.
R. G. B., de 39 años, tuvo que ser rescatado por los bomberos, que consiguieron sofocar el fuego rápidamente. El incendio se produjo al quemarse una olla que estaba sobre una vitrocerámica encendida. Las llamas afectaron al mobiliario y el techo. Tanto los Bomberos como la Policía Local tuvieron, además, que desalojar a los vecinos del edificio contiguo al afectado por el fuego.
Cuando los bomberos entraron en la vivienda incendiada, comprobaron que el hombre estaba durmiendo en una habitación contigua a la cocina y lo evacuaron ya con síntomas graves de intoxicación. Al hombre se le detectaron quemaduras en las fosas nasales, lo que hacía presagiar posibles lesiones internas. Fue trasladado de urgencia al Hospital San Agustín, donde está ingresado en la uvi con ventilación mecánica. Según fuentes médicas, R. G. B. evoluciona favorablemente, aunque tiene afectados los pulmones y el corazón.
El centro de coordinación de emergencias del 112-Asturias recibió una llamada de una vecina alertando de que de la vivienda salía humo. En ese momento, en la calle de La Estación, así como en todo el barrio de Sabugo, había un gran ambiente como consecuencia de los actos festivos de San Agustín. Cuando los dos camiones de los Bomberos así como varias patrullas de la Policía Local de Avilés se personaron en el lugar (apenas tardaron nueve minutos desde que se recibió el aviso) muchas de las personas que disfrutaban de la noche se arremolinaron ante la vivienda y comprobaron, de primera mano, las complejas maniobras que los bomberos tuvieron que realizar para poder elevar la autoescalera con el fin de llegar a la vivienda. Y es que los efectivos de emergencia se encontraron con el problema de las guirnaldas de luces que adornan estos días las calles, aunque finalmente, gracias a su pericia, pudieron salvarlas y sólo resultó dañada una de las bombillas.
Publicar un comentario