jueves, 30 de julio de 2009

ESPERO QUE ESTA GUERRA NO ACABE CON EL INTERCÉTICO

Hoy en la La Nueva España…

Román Álvarez: «A Casas se le acabó el chollo, el Intercéltico no tiene retorno»

El PP acusa ahora a Díaz Rañón (IU) de «beneficiarse económicamente del Beltaine» y éste le responde que «si tienen pruebas las lleven al Juzgado»



Juan Casas y Román Antonio Álvarez, durante la presentación del Intercéltico de 2008, en la última imagen juntos. ricardo solís
E. CAMPO / A. P. GIÓN
El goteo de acusaciones contra el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, vertidas por el PP y la asociación «Esbardu» a raíz de la celebración del festival celta «Beltaine» colmó el vaso. El edil, cuya cabeza pide el PP por haber organizado un festival diferente en lugar de apoyar el Intercéltico, que dirige Juan Casas, espetó a los populares: «Pueden seguir apoyando el bodrio de "Esbardu", es su problema, pero deberían explicar quién y cómo pagó las actividades, con dinero B, para saltarse la justicia». El argumento de Álvarez para hacer esta acusación es el embargo que pesa sobre «Esbardu» a cuenta del impago de los derechos generados por el Intercéltico a la Sociedad General de Autores (SGAE). A Juan Casas también le envió un mensaje: «El chollo se ha acabado, tu megalomanía ha llevado al festival a un camino sin retorno y sin salida». No obstante, invitó a «la gente de "Esbardu" de buena fe» a colaborar con la ciudad en el impulso de la cultura y la llingua asturiana.
El titular de Cultura pidió a la concejala del PP Carmen Vega que «cuente otro cuento distinto» y que deje de criticar al «Beltaine»: «Habla de oídas, no ha estado en una sola de las más de cien actividades del festival, que ha sido un éxito, y ha movido la ciudad diez días con gastronomía, deporte, formación, actividades, desfiles y conciertos, todo ello de primer nivel y con un éxito de público notable». Además se refirió a «hoteles y restaurantes llenos», y rechazó que el «Beltaine» sea una venganza personal contra Juan Casas. «No existe esa palabra en mi vocabulario. Aquí sólo hay que hablar de un señor que, sin permiso ni información, registró algo que era de la ciudad y tomó decisiones unilaterales en contra de la normativa». Así se refirió al hecho de que «Esbardu» registrara la marca «Festival Intercéltico de Avilés y Comarca» y decidiera no pagar los cánones por derechos de autor. «Ahora tiene su festival embargado, así como todos los ingresos legales», insistió el edil.
De las quejas de los responsables de los puestos que se instalaron en Hermanos Orbón, y que no vieron cumplidas sus expectativas económicas, dijo simplemente que «no fue el desastre que se está pregonando, aunque hubo luces y sombras, y contribuyeron a generar el ambiente festivo».
Lejos de dar por zanjada la polémica entre sendos festivales, la concejala del PP Carmen Vega continuó ayer con su ofensiva contra el «Beltaine». Su víctima fue esta vez el portavoz de IU, Fernando Díaz Rañón, al que ahora acusa de haberse «beneficiado económicamente» del festival municipal. Criticó que las agrupaciones «"Pleamar", "Xaréu d'Ochobre", "Escontra'l Reigañu" y la Banda de Gaitas "Villa de Avilés" cobraron 25.300 euros en concepto de colaboraciones, organización y voluntariado». «Cada uno de esos grupos se ha llevado más de un millón de las antiguas pesetas, entre ellas la banda de gaitas a la que pertenecen el señor Rañón y su hijo. El segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento se beneficia económicamente del "Beltaine" con conocimiento y beneplácito del concejal de Cultura y de la Alcaldesa», aseveró Vega, que insistió en que el Partido Popular avilesino va a «analizar con lupa las cuentas» del festival.
El aludido, Fernando Díaz Rañón, le respondió de forma tajante: «Si tienen pruebas de lo que dicen, que vayan al Juzgado. Ya está bien de insultar públicamente», sentenció. Para el portavoz de IU, «todos sabemos a qué se dedica el PP». «Detrás de la polémica siempre está el Partido Popular y a las pruebas me remito. Todos tomamos nota y sabemos quién no puede gobernar en Avilés porque no trabaja de cara a los intereses de los ciudadanos», añadió.
Para Rañón, lo que no soportan los conservadores avilesinos es que «las fiestas salgan adelante gracias a un cúmulo de voluntades, que es lo que ha logrado el "Beltaine"». «Lo único que saben hacer Carmen Vega, su marido, Joaquín Aréstegui, Carmen Maniega, etcétera, es faltar públicamente, enmierdan la política. Si tienen pruebas, que vayan al Juzgado», insistió.
Díaz Rañón no se olvidó de Juan Casas: «Si alguien tiene que dar explicaciones no es el "Beltaine", ni el concejal de Cultura, por mucho que le pese a Carmen Vega, ni el Ayuntamiento, sino quien tuvo que renunciar a una subvención el año pasado para hacer frente al Intercéltico. En toda esta polémica si alguien pierde es Avilés», concluyó.
Leyendo los comentarios del Sr. Román… ¿de verdad se cree él mismo lo que dice de que no hay venganzas de por medio?
Le guste o no Esbardu y su “bodrio” de festival nos pusieron en el mapa y no se puede descalificar así el trabajo de unas personas que han puesto toda su ilusión en destacar nuestra ciudad…
¡Qué pena me da Sr. Román tener que darle la razón a los del PP! ¡Yo, que contra las opiniones de muchos les voté a ustedes! Usted me ha demostrado que de talante democrático nada de nada…
Lo que más siento es que esta cabezonería suya nos deje a todos los avilesinos sin el mejor festival, el auténtico, el Intercéltico…
Sé que no me leerá y que, en caso de hacerlo, le importará tanto mi opinión como las de los demás avilesinos que se quejan de la imagen dada este año, pero le digo una cosa
¡Que usted lo destruya bien! Se está cargando usted solito las ilusiones de los que intenten promover nuestra ciudad… ¡Muchas gracias!
Publicar un comentario