martes, 3 de noviembre de 2009

AYER FUE…

14
LA LUNA DE DUELO O DE NIEVE
El Sol languidece y su crecimiento se ralentiza, las energías vitales se asientan en las raíces. En noviembre, mira hacia dentro y deja que el crecimiento interior sea el centro del viaje por el inframundo. Aprende, estudia, refleja y crece. En esta época de duelo y pérdida, deja que te sostenga la quietud del hogar y del corazón, pues a salvo y en familia se encuentra la seguridad para poder cruzar el largo invierno. Mientras exploras la oscuridad, practica la adivinación, ejercita tu intuición y tus dotes psíquicas. La luminosidad interior te ayuda a “ver” con claridad en las horas oscuras. Haz los últimos preparativos de cara a la estación fría, poniendo en orden tu vida a fin de poder sostenerte a ti misma y cuida de tus seres amados durante los meses venideros.
Luna oscura, Luna afligida, enloquece Luna.
Llevo tu luz dentro de mí.
Kali, Isis negra, Hécate, Osiris,
permanece siempre cerca de nuestras casas y nuestros seres queridos.
Dallas Jennifer Cobb
brujas
Publicar un comentario