jueves, 25 de octubre de 2012

EXORCISMO

El 4 de abril de 1982 Juan Pablo II luchó contra el diablo en las habitaciones del Vaticano, según cuenta el diario de un obispo francés. Llegó aquel día de la audiencia papal con una mujer poseída. Juan Pablo II inmediatamente se puso a trabajar. Mientras los gritos de Francisca, que se arrastraba por el piso y aullaba, se escuchaban fuera de la sala de audiencias, el Papa oraba y pronunciaba exorcismo: Recede Ergo, Satán, in nómine Patris et filii et spiritus Sancti (Vete ahora Satanás en nombre del Padre del hijo y del Espíritu Santo). Muy impresionado por la escena vivida Juan Pablo II comentó: “Nunca me había sucedido algo así en mi vida”.

Hace mil años, un monje francés Pedro de Astuit, fue Papa por clip_image002acuerdos con el diablo, según la leyenda popular, Satanás le prometió el más elevado cargo del mundo si le entregaba su alma, Pedro aceptó el trato y fue obispo de Reims, después de Ravena y después de Roma. En el año 999 tomó el nombre de Silvestre II y cuando en el 1003 levantó la basílica de la Santa Cruz sin saber que estaba sobre la tierra llegada de Jerusalén murió de improvisto.

Se dice que sus huesos todavía hacen ruido y emiten un sudor frío cuando se aproxima la muerte de un pontífice.

Publicar un comentario