domingo, 28 de octubre de 2012

EL ÚLTIMO GRITO

clip_image001Esta historia ocurre en Argentina en el año 1990 en Rosario.

Una chica llamada Georgina de 18 años salió a pasear con amigas por la calle Ávalos al 200, era de noche y llovía.

No tenían plata y no sabían como volver, ya que estaban muy lejos de su casa, no pasaba ni un alma por esa calle a las 2 AM de la madrugada.

Hasta que de la nada apareció un auto extraño, Georgina les dijo a sus amigas que lo iba hacer parar para que las lleven a sus casas.

Pero las chicas le dijeron que no intente nada pero Georgina no les hizo caso y lo paro igual, le pregunto si las podrían alcanzar y esta persona le dijo que si, pero con una condición.

Georgina le dijo que no había drama (ella era la que más mandaba) pero le pregunto cual era y esta persona le dijo que no hablaran durante el viaje.
Las amigas de Georgina de las cual no se dan los nombres por ser menores se sorprendieron e hicieron caso.

Así fueron los 40 min. de viaje en silencio y Georgina se durmió completamente mientras las otras chicas estaban muy despabiladas.

Estando por llegar a la casa de una de las chicas este automóvil sin explicación alguna choco contra un árbol.

Las chicas no saben como paso pero una de ellas escucho algo como un grito que aterrorizo a las chicas instantes antes que chocaran.

Pero lo más enigmático fue que el conductor no estaba ni vivo ni muerto, no aparecía por ningún lado.

Desapareció como si se hubiese esfumado y para peor Georgina apareció degollada por la puerta y sus amigas salieron ilesas.

Hace ya más de 10 años que sigue siendo el caso más enigmático para la policía de Rosario.

Este caso sigue todavía abierto.

 clip_image003

Publicar un comentario