miércoles, 1 de febrero de 2017

FEBRERO


A pesar de su larga historia y del permanente interés que despiertan en todo el mundo, las pociones de amor por lo general se descartan por considerarse ineficaces o inmorales para los estándares de una bruja moderna. Esta preocupación no está en absoluto injustificada. De hecho, muchas de las fórmulas más antiguas contienen ingredientes tóxicos como la belladona, que pueden casar enfermedades, o incluso la muerte, y el mundo actual está repleto de pociones de amor caras e inútiles, cuyas fórmulas no se sustentan ni en la ciencia ni en la magia. Aun así, el amor es una necesidad humana, y a veces el universo podría darnos un empujón en la dirección correcta. Las pociones de amor no tienen que ser tóxicas y, si eres cuidadoso con su fórmula, sin duda pueden resultar eficaces. Si buscas el amor en los lugares adecuados, pero aun así no lo encuentras, una poción de amor puede ser justo lo que necesitas para iluminar las oportunidades para el romance y alejar los obstáculos de tu camino.

Las mejores pociones de amor se basan en una combinación de conocidos afrodisíacos, ingredientes personales y otras sustancias mágicamente asociadas al amor y la pasión. En la tradición mágica del pueblo americano, se puede elaborar una sencilla poción de amor añadiendo unas gotas de saliva o de sangre de uno mismo a un medio como el café o el té, que luego se da a beber a la pareja deseada. Parece poco salubre, pero estos métodos son, de hecho, bastante comunes. En las tradiciones mágicas de los romaníes, por ejemplo, se puede elaborar una poción de amor introduciendo en la bebida del amante deseado las cenizas de una prenda de vestir, en la que uno haya sudado, y que después se haya quemado; mientras que los pueblos eslavos tradicionalmente utilizaban una fórmula de unas cuantas gotas de sangre mezcladas con cerveza. Otros ingredientes comunes tienen propiedades químicas que se cree que, aumentan la libido, estimulan el flujo de sangre, relajan la mente o despiertan y promueven la libre expresión de la pasión.

Prepara una potente poción de amor
El chocolate, que los aztecas usaban como afrodisíaco, contiene feniletilamina y serotonina, las mismas sustancias químicas que libera nuestro cerebro cuando nos sentimos alegres y amados. El albaricoque, que se utiliza como afrodisíaco e ingrediente en pociones de amor en Inglaterra, Australia, China y otros lugares, contiene ácido abscísico, una potente vitamina B necesaria para la producción de las hormonas sexuales. La guindilla, incluida en muchas preparaciones tradicionales de pociones de amor de América del Sur, así como en Turquía, tiene una base química por sus beneficios como afrodisíaco. Las guindillas contienen capsaicina, una sustancia química que estimula la circulación, aumenta la sensibilidad de los nervios y libera endorfinas, las hormonas naturales del organismo para el “bienestar”. La miel, el aguacate, los espárragos, los plátanos e incluso el ajo son otros afrodisíacos que se pueden usar en pociones de amor. Las pociones de amor pueden tener un uso oral o tópico, siempre y cuando los ingredientes no sean tóxicos.

Si deseas formular tu propia poción de amor, prueba esta sencilla mezcla basada en la ciencia, la magia y la tradición:

  • Una taza de agua potable (como base de los otros ingredientes).
  • Una taza de zumo de albaricoque recién exprimido.
  • Una cucharadita de miel.
Mezcla los ingredientes con tus propios dedos (¡limpios!) y luego potencia la preparación expresando tus intenciones, es decir, lo que quieres que logre exactamente la poción de amor. Puedes usar esta poción para aumentar la atracción, estimular la pasión o tan sólo para dejar espacio en tu vida para un nuevo amante maravilloso. El amor está en todas partes, y aunque está disponible para todos nosotros de forma gratuita con tan sólo abrir nuestros ojos y nuestros corazones, ¡una poción sin duda puede ayudar a que resulte mucho más obvio!

-Melanie Marquis

Publicar un comentario