jueves, 22 de septiembre de 2016

MABON


El frío del aire y la llegada de las calabazas a los mercados del campo indican que Mabon, el Equinoccio de otoño, está aquí. Mabon es el segundo de los aquelarres de cosecha y el primer aquelarre oscuro. Como Ostara, es un momento de equilibrio cuando el día y la noche son casi iguales. Pero en Mabon la oscuridad comienza a ganar.

En Mabon, honramos la doble naturaleza de la vida y la muerte. La naturaleza comienza a descansar mientras entramos en la temporada de oscuridad, pero sabemos que es sólo un período de regeneración, y que habrá un renacimiento final. Mabon nos ayuda a entender que la luz no puede existir sin la oscuridad. Mabon (que significa “Gran Hijo”) era el hijo de la Diosa Madre. La tradición galesa dice que fue secuestrado y encarcelado cuando era un bebé en la mística tierra de Avalon. Más tarde fue liberado y regresó a su Gran Madre como el Dios Joven. La historia de su encarcelamiento y eventual regreso en el mejor momento de su juventud hace eco del ciclo de la naturaleza. Ahora ésta comienza su declive, pero vuelve fresca y nueva en Ostara.

Compartir es uno de los mensajes centrales de Mabon. Del mismo modo que la naturaleza comparte su generosidad con nosotros, nosotros también deberíamos compartir. Éste es un buen momento para donar ropa poco usada a obras de caridad y recoger comida para los bancos de alimentos.

-James Kambos

Publicar un comentario