viernes, 4 de enero de 2013

HE EMPEZADO…

9788425347856
Ruac, Francia, 1307. Yo, Bartolomé, fraile de la abadía de Ruac, tengo doscientos veinte años y esta es mi historia. Así comienza un antiguo manuscrito hallado en las paredes de la devastada abadía de Ruac. Hugo Pineau, experto en restauración de textos, queda fascinado por ese inicio y emprende la tarea de descifrar el misterioso escrito y el mapa que lo acompaña. En sus páginas se habla de una cueva prehistórica, bellamente pintada, cercana a la abadía... y de una fórmula que bien podría ser calificada de milagrosa. Pero a veces un milagro puede convertirse en una maldición.
     Intrigado por sus descubrimientos, Hugo recaba la ayuda de su amigo, el reputado arqueólogo Luc Simard, y ambos consiguen dar con el impresionante laberinto de cuevas, un hallazgo de incalculable valor arqueológico. Sin embargo, cuando se disponen a explorarlas a fondo con un equipo de expertos, comprenden que el secreto que contienen esas húmedas y oscuras paredes es demasiado valioso, demasiado anhelado. Y que hay gente dispuesta a cualquier cosa para evitar que salga a la luz…


A ver, en principio, el saber que Will Piper no salía en el libro me decepcionó un poco. Creía que era una tercera entrega de sus aventuras, pero no es así.
Por lo demás, es un libro que te engancha desde el primer párrafo, por la forma en que aparece el misterioso escrito y lo que desencadena.
Es un libro que mezcla diferentes historias con un único punto en común y, aunque hay momentos en los que no sabes cómo puede tener relación una cosa con otra, al final vas encajando todas las piezas sin que quede ni un cabo suelto.
Glenn Cooper es un autor que me enganchó con su primer libro La biblioteca de los muertos, y se ha convertido en uno de mis autores favoritos.
Sencillamente genial.
Publicar un comentario