sábado, 8 de septiembre de 2012

ISLA ESMERALDA

Este poema me lo envió Pablo Macías.

Me hizo especial ilusión porque lleva el nombre de mi blog. No fue creado para éste, sino para el que tenía en Windows Live… o como se llamara…

Como sabréis los que me seguís de más antiguo, aquel blog me lo cerraron aún no sé porque imagen que vulneraba sus castos sentidos… y éste es la continuación de aquel (los más veteranos también os habréis dado cuenta de que recuperé algunas entradas).

El caso es que me he encontrado con este maravilloso poema y, aunque la isla ya no es la misma, sigue conservando el espíritu de la anterior y por eso creo que es el momento de (volver a) compartir este regalo que Pablo me hizo.

Pablo, si me lees, que sepas que se te echa de menos, y aunque sé que el otro blog (el tuyo) ya no está disponible, sería genial que pudieras compartir tu talento con nosotros, humildes mortales y volver a leerte a menudo en un blog nuevo…

clip_image001[6]

ISLA ESMERALDA

En tu presencia el mar es un niño calmo

en angélico repetir de un salmo.

El viento retiene su paso en tu belleza

pasmado por enfrentar tanta pureza.

El Sol perfila sus rayos a tus pies

rayos de plátano y mies.

Permíteme un atardecer arropado en tu arena

que espante el tiempo que de ti recela.

Déjame contemplar la timidez de tus selvas

perderme en la dulzura de tus sendas.

Acéptame en el silencio de tu aliento especiado

pues mi ser desea paraísos cercanos.

Pablo Macías

clip_image002

Publicar un comentario