jueves, 22 de diciembre de 2011

YULE–SOLSTICIO DE INVIERNO

 

El día es corto y la vida es larga.

Vela esta noche y canta odas al sol.397968_316969734993834_100000424295184_1140746_1426585044_n

Cada noche desde el solsticio de verano

   ha envejecido y descansado.

En el pasado solsticio el Rey Roble

   fue abatido, pero ahora, por fin,

  el Sol lentamente vuelve.

Minuto a minuto, también anhela

  venir con su pueblo, para repartir su luz.

Y en este día, el más oscuro, vence a la noche.

En esta época del año necesitas toda la luz que puedas conseguir. Cuelga guirnaldas de luz en tu hogar, llénalo de pastelería, de felices aromas y de amigos. Prepara bebidas calientes con tés, chocolate y café, lo mejor para calentar los pies y disparar las endorfinas en tu mente hambrienta de luz. El invierno siempre es largo y oscuro, pero tener amigos lo hace soportable, especialmente cuando el estrés de las fiestas puede producir ansiedad familiar. Prevé un árbol o flor de Navidad para centrar y filtrar toda la energía de vivir confinados. Canta siempre que puedas. En inglés, el villancico “Joy to the World” (Alegría para el mundo) tiene un verso que retrata muy bien las historias wiccanas de supervivencia al invierno. Despliega sencillez y fantasía y asegúrate de que todo salga del corazón.

2Diana Rajchel

alice_in_wonderland1

Publicar un comentario