lunes, 31 de octubre de 2016

SAMHAIN


Tradicionalmente, Samahain es el Año Nuevo Celta. Ahora los cultivos finales están cosechados, los huertos se dejan reposar y las despensas están llenas para los próximos meses de frío. Puedes ver y sentir cómo la Rueda del Año gira hacia el invierno. Las hojas de colores se arremolinan desde los árboles y forman montones a lo largo de vallas, se encienden fuegos en los hogares y, por la mañana, la helada cubre la hierba de lentejuelas.

Y hay calabazas por todas partes. Están amontonadas en carretas en los mercados rurales, brillan como lunas de color naranja en los prados y llenan de belleza otoñal todos los umbrales. Muchas están destinadas a ser talladas para Halloween. En esa noche cuando los espíritus saldrán fuera, la calabaza juega un papel importante en la celebración de Samhain. Tradicionalmente, la luz de la calabaza guiaba a los espíritus de los muertos en sus viajes en la noche de Todos los Santos.

Para crear una calabaza realmente mágica, límpiala con agua salada antes de tallarla. Esculpe tu diseño y bendice tu vela con una gota de aceite de oliva. Para atraer a los espíritus positivos desmenuza un poco de salvia blanca en el umbral de tu puerta. Al atardecer, coloca tu calabaza en su sitio y enciende la vela. Puedes dejar una manzana como ofrenda a los espíritus.
-James Kambos

Publicar un comentario