viernes, 10 de junio de 2016

CRUJIENTE DE MORA

Este crujiente se puede elaborar con moras (o cualquier fruta) congeladas o frescas, pero es más fácil con frutas congeladas. Puedes congelar tu fruta fresca en una bandeja de horno con papel encerado alrededor de una hora antes de preparar la receta.

Para la cobertura:
Mezcla una taza de harina, ½ taza de azúcar, ½ taza de azúcar moreno, ½ taza de almendras fileteadas, ¼ de taza de avena “rápida”, ¼ de cucharadita de sal y una pizca de nuez moscada. Añade 12 cucharadas (1 ½ barra) de mantequilla fría utilizando un procesador de alimentos o un mezclador de masas.

Para cada porción individual:
Mezcla 170 g de fruta congelada o fresca con 2 o 3 cucharaditas de azúcar y 1 o 2 cucharaditas de fécula de maíz (utiliza la cantidad mayor para la fruta más jugosa). Si quieres, también puedes añadir un poco de aromatizante (vainilla, almendra) o especias (canela, nuez moscada). Coloca la fruta en un molde y cúbrela con una capa generosa de cobertura. Hornea a 180ºC durante 40 o 45 minutos, hasta que la cobertura esté dorada.
    Conserva en la nevera la cobertura que no hayas utilizado, lista para usar. Se obtienen entre 8 y 10 porciones.
-Susan Pesznecker

Publicar un comentario