martes, 1 de marzo de 2016

MARZO


Éste es el mes de Holi, el festival hindú de los colores. Para ayudar a que penetre la vibrante energía y la abundancia de la primavera, los participantes salen a las calles a festejar y se ensucian unos a otros con polvo pigmentado de todos los colores del arco iris. De hecho, el color puede ser un elemento mágico muy poderoso: protege, energiza, activa y puede añadir una serie de beneficios a nuestra magia. Cuando se visualiza con una intención clara, su poder se multiplica y se agudiza.
    El rojo es el color de la celebración, la pasión, el poder y el éxito. El naranja pertenece al sustento, la cosecha y el hogar. El amarillo es el color del poder personal, la felicidad, los pensamientos y las ideas. El verde es del amor, la expansión, la prosperidad y la vitalidad. El azul es el color de la creatividad, la expresión personal y la paz. El añil pertenece a la intuición y la protección espiritual. El violeta es el color de la espiritualidad, la trasmutación y el lujo. El rosa es el color de la amistad, la dulzura, el romance y el amor.
    Sin embargo, mientras que cada color tiene sus aplicaciones mágicas estándar, los tonos exactos con los que trabajes serán más potentes cuando los escojas de acuerdo con lo que te parezca o consideres que está bien. Así,, mientras selecciones los tonos precisos de color que quieras emplear (en el siguiente ritual o en cualquier otro momento en el que trabajes con color), tómate tu tiempo y espera hasta que lo veas claro. Advertirás que infundir un color vibrante a tus visiones internas puede ayudarte a hacer que cobren vida. Además, es muy divertido, y la diversión, aparte de ser su propia recompensa, ¡siempre aumenta la intensidad de nuestros resultados mágicos!

Magia con color
Este divertido ritual implica concebir y dar vida energética a 8 animales espirituales, con cada uno de los colores mencionados antes. Una vez que los hayas evocado, puedes pedirles que te rodeen y te protejan siempre que lo desees. Esto se puede hacer en cualquier momento que creas que necesitas una fuerte dosis de apoyo energético. Primero, decide qué tipo de animal desearías evocar. Por ejemplo, podrías escoger ocho variaciones sobre el tema del caballo, tales como tres unicornios, dos sementales, un caballo gitano y dos caballos alados.
     Dibuja o realiza un boceto de cada criatura en una hoja de papel, o busca en línea páginas para colorear que se parezcan a tu visión de cada animal. Haz espacio en el suelo y coloca el animal, que será rojo cuando lo tengas delante. Coloca el amarillo a tu derecha, el azul detrás de ti y el violeta a tu izquierda. Después, el naranja entre el rojo y el amarillo, el verde entre el amarillo y el azul, el añil entre el azul y el violeta, y el rosa entre el violeta y el rojo.
Puedes poner música, encender una vela y quemar incienso. Después, con la ayuda de una adecuada selección de colores, empezando por el rojo y siguiendo el sentido de las agujas del reloj, colorea cada uno de acuerdo con tu visión. A continuación, examínalos de nuevo y trata de captar la personalidad de cada criatura y las cualidades positivas que posee. Por ejemplo, el rojo podría ayudar con la confianza y el naranja con la armonía, entre otras cosas. Con cada uno, espera hasta que se presente el nombre adecuado y, a continuación, anótalo en la hoja.
     Ahora, tómate unos instantes para conectar con cada ser en el plano astral. Cierra los ojos e imagínate que acaricias al animal y que mantienes una pequeña conversación con él. Después, de pie en el centro de tu círculo, siéntete flanqueado por estas magníficas criaturas que te levantan, te guían y te protegen. En el futuro no necesitarás las hojas coloreadas. Simplemente tómate un momento para visualizarlos y llamar a cada uno por su nombre y allí estarán.

Animal: Lobo, puma, ballena
Flor: Junquillo (también conocido como narciso).
Piedra: Aguamarina, jade, piedra de sangre
Planeta regente: Neptuno, Júpiter
-Tess Blancohurst


Publicar un comentario