domingo, 9 de agosto de 2015

JAZMÍN

35

Con un olor delicioso que despierta la sensualidad que llega en los meses más cálidos y aumenta cuando oscurece (en la India, algunos lo llaman “reina de la noche”), el jazmín confiere la sensación de que todo está bien, tanto por dentro como por fuera.

     Mágicamente hablando, trae la paz y la felicidad al corazón, nos abre al amor romántico y nos pone en sintonía con la prosperidad.

     El incienso de jazmín o el jazmín en sí puede mejorar hechizos, rituales y lo relacionado con la belleza, la atracción, la sensualidad, la sanación sexual, el amor, el alivio del estrés, la felicidad y la prosperidad. Las cualidades calmantes y para aliviar el estrés del jazmín también se prestan a la sanación física.

     Para levantarte el ánimo con una poción de alegría potente, prepara una taza de té verde de jazmín mezclado con pétalos de rosas secas. Añade 4 gotas de esencia de jazmín y bebe lentamente. Para una versión con alcohol, añade 4 gotas de esencia de jazmín en un vaso de champán rosado.

     Para una noche irresistible, enciende una vela de color rosa o blanco y una barrita de incienso de jazmín en el baño. Prepara un baño con agua tibia y añade unas gotas de jazmín y una taza de sal marina. Invoca al arcángel Jofiel, el ángel de la belleza, y pídele que infunda al agua las energías de la belleza y el encanto. Báñate durante al menos 30 minutos.

-Tess Whitehurst

P3160465

Publicar un comentario