sábado, 6 de diciembre de 2014

LUNA DE LAS NOCHES LARGAS

6

El invierno invade la tierra, pero esta noche, la Luna de las Noches Largas domina el cielo. Con un resplandor glacial tan frágil como el vidrio, proyecta sombras de carbón en la nieve y destellos en los tejados de las casas. Esta noche caminamos a oscuras, pero sabemos que la luz regresará.

     Es fácil perder nuestro rumbo en la oscuridad; la tristeza, la pena y la muerte nos toca a todos. Pero ninguna noche dura eternamente. La Luna de las Noches Largas nos enseña a aceptar la oscuridad y a no temerla. Este ritual se centra en la purificación y en el hecho de confiar en el destino.

     Cubre tu altar con una tela blanca que represente un futuro envuelto de misterio. Enciende una vela blanca para venerar la Luna. Delante de la vela, sujeta una ramita de pinaza y medita sobre este año y sobre lo que esperas para el siguiente. En un acto de purificación, cepíllate con la ramita de pinaza desde la cabeza hasta los tobillos y di lo siguiente:

Durante ésta, la época más oscura del año,

la Luna de las Noches Largas me mantiene lejos del miedo y a salvo.

Confío en el futuro, confío en el destino,

confío en el Espíritu Divino y en todo lo que encuentre a lo largo del camino.

-James Kambos

velas-blancas

Publicar un comentario