domingo, 5 de enero de 2014

CALCITA

La calcita tiene una estructura cristalina hexagonal, aunque puede adoptar muchas formas distintas; existen cristales romboédricos, prismáticos y en forma de agujas. También puede formar grandes masas. Se relaciona con Venus, la Luna y el signo astrológico de Cáncer. Las propiedades místicas de la calcita dependen de su color. Los colores claros se relacionan con el aire e inspiran una ligereza del ser. La calcita blanca se asocia a la Luna, la energía femenina y el agua. La rosa ayuda a concentrarse, además de estimular la autoestima y la capacidad de querer a los demás. La roja se relaciona con el fuego y abre el chakra del corazón. La naranja genera alegría y energía. La dorada se relaciona con la energía solar y la tierra y el fuego; como buen mineral sanador, calma la depresión. La verde conecta con la tierra y aporta prosperidad y buena suerte. La azul representa el agua y promueve la paz, la reconciliación y el sueño.

     La calcita es una piedra muy suave. Suele tallarse en formas geométricas como esferas, cubos y pirámides, y no se utiliza tanto para joyería. También puedes encontrarla en forma cristalina o en una gran pieza rugosa. Transmite bien su energía mediante el contacto con la piel, lo cual la convierte en una excelente piedra para la preocupación o en un pisapapeles. Basta con que la tengas en la mano mientras meditas sobre tus propósitos.

-Elizabeth Barrette

Calcita-Azul

Publicar un comentario