jueves, 24 de noviembre de 2011

EL AJO

a.j.

El ajo es un bulbo constituido por dientes rodeados de una fina piel. La planta del ajo tiene un solo tallo de largas y finas hojas y en el extremo una umbela de flores comestibles. Muchos consideran el ajo una planta de la suerte por cultivarla y tener. Esto se debe a los muchos beneficios para la salud que comporta. En un plano más etéreo, se creía que llevar encima una cabeza de ajos, ya sea en tierra firme o en el mar, protegía de los accidentes y los daños. Se suele considerar que esta planta protege de los malos espíritus, de los fantasmas hambrientos y, por supuesto, de los vampiros. El ajo también se puede incorporar a hechizos y amuletos para bendecir un nuevo hogar. Repele tanto a las entidades maléficas como a los vampiros psíquicos ocasionalmente molestos o francamente pegajosos. Es interesante observar que es una de las plantas consagradas a Hécate en cuyos cruces de caminos era depositada como ofrenda. El elemento que le corresponde es el fuego, su planeta: para algunos Marte y para otros Mercurio. En el lenguaje de las flores significa protección, fuerza y valor.

2Ellen Dugan

ajo

Publicar un comentario