lunes, 22 de diciembre de 2008

YULE


En Yule, el rey Roble que gobierna durante el año menguante conquista al rey Acebo para reinar hasta el verano, cuando los dos se vuelven a encontrar. Se cree que el rey Acebo ha evolucionado hasta convertirse en el Santa Claus de la actualidad, vistiendo de rojo, con acebo en su sombrero. Sus ocho venados representas los sabats paganos, ya que los animales son sagrados para los dioses celtas. Aunque el rey Roble y el rey Acebo son fuerza opuestas en Litha y Yule, también se complementan. En la antigüedad, el retorno del Sol después de un largo período de escasez y oscuridad afirmaba la supervivencia y la resistencia en el invierno.

Unos días antes de Yule, decora tu caa con naranjas tachonadas con clavos de especia para que desprendan un aroma cálido, navideño. Ésta es una época para hacer festines, intercambiar regalos y dar gracias a la Diosa por el retorno de la abundancia y la luz. En tu reunión de Yule, agasaja a tu gente favorita y disfruta de un delicioso vino tinto calentado con especias y preparado con ramitas de canela y clavos de especia enteros. Sírvelo en copas calientes, con una pizca de nuez moscada, para brindar por el renacimiento del rey Roble. Cuando bebas un sorbito de la copa, tomaos de la mano con tus invitados y gritad: "wassail" (palabra del inglés antiguo que significa "tu salud").


Emely Flak

Publicar un comentario