viernes, 15 de abril de 2016

RAMILLETE DE GALLETAS DE DESAYUNO

Este plato sólo requiere algunos conocimientos de cocina básicos. Todo lo que necesitas es masa de galletas, tu mermelada favorita (no gelatina), azúcar de repostería y vainilla (para el glaseado), y un par de tijeras de cocina.

Prepara una hornada de masa para galletas utilizando tu receta o mezcla favorita, o un tubo de galletas refrigeradas. Separa o corta galletas redondas y colócalas en un pedazo de pergamino en papel sulfurizado (papel de hornear). Con unas tijeras de cocina, haz cinco o siete pequeños cortes radiales alrededor del borde de cada galleta, haciendo cortes de 2 cm desde el borde hasta el centro, pero dejando el centro intacto. Con el pulgar, haz un hueco en cada centro. Llena los centros con una cucharada de tu mermelada favorita, preferiblemente casera.

Hornea las galletas siguiendo las instrucciones. Los recortes proporcionarán a las galletas una forma de flor a medida que se hornean. Deja que se enfríen sobre una rejilla; rocía los ramilletes de galletas calientes con un glaseado elaborado con ½ taza de azúcar de repostería, un poco de vainilla y suficiente agua para que se pueda rociar.
-Susan Pesznecker

Imagen orientativa


Publicar un comentario