viernes, 28 de diciembre de 2012

LA LUNA DEL RENO DE RECONEXIÓN

rudolphLa forma moderna de representar a un viejo chamán es indicar que ha viajado con la ayuda de ocho diminutos renos… ¿o son nueve con Rudolf? Los renos tienen un pelaje marrón claro que torna blanco en invierno. Instintivamente saben comer líquenes y musgos que tienen un componente anticongelante para sus células. Estos animales están en perfecta sintonía con su entorno.

     En esta Luna Llena, vuelve a conectar con el mundo natural. Como individuo o en grupo, camina por una zona lo más tranquila posible. Cuando entres en ella, ofrece una plegaria de gracia. Respira profundamente y permite que tu consciencia se expanda. Concéntrate en lo que oyes. Cierra los ojos y escucha todo lo que puedas oír. Después, concéntrate en tu sentido del tacto. Siente los árboles, las rocas, la suciedad. Luego es el turno de oler y saborear. Huele el aire, la tierra; abre la boca para saborear el viento. Y usa la vista. Mira con los ojos de quien está en sintonía con el mundo natural. Abre tus cinco sentidos al paisaje y deja que tus pasos te lleven, siguiendo tu atracción, hacia objetos o áreas que parecen llamarte. No pienses. Sólo mantente presente en cada área y siente tus conexiones con Todo lo que Es.

-Kristin Madden

18427_387092918033245_909651701_n

Publicar un comentario