sábado, 28 de mayo de 2011

COSAS QUE PIENSO… O ALGO…

en el columpio
¿Qué especie de atracción ejerce el mar sobre nosotros?
     Todas las mañanas cojo el bus para ir a trabajar. En él viaja gente de todo tipo y condición… unos van más alegres, otros cotorreando, otros cabeceando (aprovechando la media horita de viaje para seguir soñando), otros con cara de mala hostia, otros (como yo) leyendo y/o escuchando música…
     Hasta ahí todo normal, diréis. Eso no es nada del otro jueves, bufaréis otros…
     Sí, ya sé que eso no se sale de la norma y que en todas partes pasa más o menos lo mismo…
     Lo que me ha llamado la atención es darme cuenta de que, como yo, otros viajeros, al pasar nuestro transporte cerca de la playa (Salinas), giramos la cabeza, como por un resorte mágico, para mirar el mar…
     Hablo por mí, mirar el mar me tranquiliza, incluso cuando está picado y en su furia salta por encima de las rocas o incluso de los muros del paseo… es algo que me alegra la cara a pesar de haberme tenido que levantar a las seis de la mañana…
     Y digo esto hoy, porque la próxima semana, termina mi ruta hasta Piedras Blancas y ya no veré el mar por las mañanas y sé que lo voy  a echar de menos, como a un viejo amigo.
     Y he recordado a un chico de Salinas al que veía salir a trabajar por las mañanas (porque limpiaba su portal, no porque lo espiara ni nada…) y lo primero que hacía antes de subirse al coche era mirar al mar… desde lejos si iba tarde, acercándose a la playa si era más temprano…
     El mar…
P9090330 (2)
Publicar un comentario