domingo, 4 de abril de 2010

LA CABINA

Cabinas-Telefonicas-01
Ayer vi "La Cabina", de Antonio Mercero.
Fue entonces cuando me di cuenta de que nunca la había visto, a pesar de mi firme creencia de que así era... supongo que de tanto recordarla en especiales televisivos me convencí de haberla visto entera…
Viéndola se me puso el vello de punta, no solo por el suspense, sino por que (siendo muy simplista, dirán algunos) me di cuenta de lo actual que resulta. ¡sí! no me he vuelto más loca de lo que estaba...
Un tío se queda encerrado en una cabina, la gente se arremolina a su alrededor ¿para ayudarle? ¡NO! Para reirse de él, de lo torpe que ha sido...
Algunos pocos se acercan a ayudarle, la muchedumbre también se ríe de estos, por sus vacuos esfuerzos...
En la vida real, no hace mucho, hubo un incendio cerca (demasiado) de mi casa. La gente se arremolinaba junto al camión de bomberos ¿para ayudar? ¡NO! Para mirar, para reírse y ¡hacer fotos! pronto, al ver que no había heridos ni muertos se fueron (un tanto desanimados, creo yo)…
Lo que yo eché en falta en La cabina, fueron los fotógrafos espontáneos con sus móviles, haciendo fotos al pobre pardillo que se ha quedado encerrado en esa trampa en forma de cabina...
¡Qué asco de humanidad!
jose-luis-lopez-vazquez-en-la-cabina
Publicar un comentario