lunes, 1 de marzo de 2010

AYER SE PRODUJO…

!cid_40AA882B-F441-4967-BCC3-68EB4A2D97D7
LUNA AVIVADORA
Para los cheroquis, febrero es la Luna de Hueso. en su territorio del sudeste, esta Luna marcaba tradicionalmente una época de hambre cuando las personas y los animales adelgazaban. De forma parecida, los choctós la llaman la Pequeña Luna Hambruna. Para los dakota sioux, es la Luna de los árboles que estallan. En las llanuras, el frío puede llegar a ser tan intenso que la savia en los árboles vivos se congela y el hielo, al expandirse, hace que el tronco reviente.
     Hacia el final del invierno, la gente y la fauna ya han gastado casi todas sus reservas. Por tanto, sé precavido y ahorrativo si te das cuenta de que tus reservas se están agotando. Si tienes suficiente para compartir, procura ayudar a otros. Donaciones de alimentos a la beneficencia o cocinar para un amigo que ha perdido su trabajo pueden suavizar la mordedura de esta Luna áspera. Ayuda a la fauna con ricos alimentos, sebo, grano y agua limpia. Vigila la ola de frío y protege a las plantas vulnerables si es necesario. Los árboles son especialmente delicados si el tiempo cálido empieza a agitar la savia y viene una ola de frío.
     Crea abundancia de forma mágica con presentes y tu gratitud por lo que tienes. Reza por la gente que pasa hambre y contribuye con obras solidarias de ayuda. Crea hechizos de protección para el campo y la fauna.
Elizabeth Barrette
indios
Publicar un comentario