domingo, 4 de enero de 2009

DEDICATORIA


Al principio no estabas muy seguro
de qué camino tomar,
-el izquierdo, el derecho, la cumbre
o el estanque-
tampoco sabías cómo servir la cerveza
o cortar el pastel,
pero aprendiste a tiempo y seguiste adelante.
Aunque otros caminos eran más anchos,
llanos y nuevos,
un antiguo camino surgió bajo tus pies
y lo seguiste,
lo estudiaste y creciste y hablaste con las
almas compañeras que fuiste encontrando.
Ahora te yergues fuera del tiempo y del espacio,
para consagrarte entre los Sabios.
En ese lugar las hojas de los árboles se inclinan para escuchar.
En los cielos, la Luna brillante es tu testigo.
Dices "Soy bruja". Pronuncias las palabras tres veces
y lo que digas a partir de entonces será.
Elizabeth Barrette
Publicar un comentario